Habilitarán más mesas y escuelas para la votación

El juez federal con competencia electoral en Mendoza, Walter Bento, tiene entre sus prioridades, en vista a las elecciones del 28 de junio, aplicar medidas para acelerar el proceso de votación, a fin de "facilitar al ciudadano mendocino el ejercicio de su derecho a sufragar".
Para ello ha dispuesto una serie de medidas destinadas a agilizar el sufragio y evitar problemas que se produjeron en votaciones anteriores, como la de 2007, en las que la jornada electoral terminó con serias demoras. En Capital Federal, por ejemplo, la Junta se vio obligada a extender el horario de votación hasta las 19.

Aunque en Mendoza las dificultades en este sentido fueron menores durante aquella votación, el magistrado ha preferido prevenir la posibilidad de que esto ocurra.

Por ello, se aumentará el número de mesas para que haya menos votantes en cada una y así evitar el congestionamiento. Además, desde la Justicia se trabaja para garantizar la constitución a tiempo de las autoridades de mesa, que fue un problema del último comicio.

Concretamente, se van a agregar 500 mesas y se reducirá en 50 votantes -de 400 a 350- los electores que estaban inscriptos en las que hubo hasta ahora. Teniendo en cuenta que la media histórica de votantes efectivos ronda el 75 por ciento del total, se estima que acudirán a cada mesa entre 250 y 260 personas.

El aumento de la cantidad de mesas obligará a que se utilicen 70 escuelas más que en 2007.

Esta nueva situación implica que habrá muchos cambios en el lugar de votación, razón por la cual se ha exhortado a que los ciudadanos se informen con suficiente antelación sobre la escuela en la que deben votar.

Por otra parte, y en base a la experiencia de elecciones anteriores, cuando abundaron los reclamos por la tardanza en la distribución de las urnas, el juez Bento acordó con el Correo y con el Comando Nacional Electoral para que la entrega se concrete un día antes, es decir, el sábado.

Las urnas serán colocadas en un aula determinada que quedará debidamente cerrada y custodiada por miembros del Comando Nacional Electoral. Personal de Correos procederá el domingo a distribuirlas en las mesas.

El juez también tuvo en cuenta la posibilidad de ausentismo de las autoridades de mesas. Sobre el particular, cabe señalar que constituye un delito electoral incumplir con dicha función y las penas a aplicar pueden llegar hasta 2 años de prisión.

Bento señaló que en la última elección se instruyeron más de 300 causas contra quienes, habiendo sido notificados, no se presentaron. En esta ocasión, sobre un total de 1.182.000 empadronados, se enviará telegrama de notificación a los 7.100 ciudadanos elegidos aleatoriamente para que cumplan con esa obligación.

A la vez, se invitó a estudiantes y graduados de todas las universidades y también a ciudadanos en general que no estén afiliados a ningún partido político para que puedan constituirse voluntariamente en autoridades de mesa. Esta invitación ha generado interés y se confía en que habrá un buen número de postulantes.

Ello de ninguna manera disminuye o exime de esta responsabilidad a quienes serán convocados obligatoriamente.

Al respecto, el juez federal destacó que este año el viático que se le abonará a las autoridades de mesa, a través del Ministerio del Interior, será de 130 pesos, suma que incluye el pago por la asistencia a una clase instructiva y el desempeño durante la jornada electoral.

Un factor que ayudará a agilizar la jornada electoral es que la cantidad de boletas se reduce de 36 a 20, y en lugar de siete sólo habrá cinco divisiones en cada una. Todo ello por tratarse de una elección legislativa.

Comentá la nota