Habilitan prisión domiciliaria para represor Menéndez.

Lo resolvió el juez federal de San Juan Leopoldo Rago Gallo siguiendo el dictamen de la Cámara de Casación por ser mayor de 70 años.
La posibilidad de que el ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército durante la última dictadura, Luciano Benjamín Menéndez, espere en su domicilio particular la confirmación de su sentencia por la causa "Brandalisis", comenzó a hacerse realidad ayer.

El juez federal de San Juan, Dr Leopoldo Rago Gallo resolvió habilitar la prisión domiciliaria del ex general, que ya había resuelto un fallo de la Sala III de la Cámara Nacional de Casación.

Se trata de un beneficio que la Cámara le había otorgado hace pocas semanas en razón de sus 82 años, ya que el fallo que lo condenó por la causa "Brandalisis", el 24 de julio pasado, aún no está firme.

Como ya habían anticipado fuentes de la Justicia Federal de San Juan a DIARIO DE CUYO, el juez Rago Gallo tenía que resolver el pedido de la defensa de Menéndez por ser el último juez que lo había indagado. Y resolvió a favor atendiendo a que el ex militar superó con creces los 70 años por lo que no le quedaba margen para rechazar el planteo.

Menéndez, que se encuentra alojado en la prisión cordobesa de Bouwer, fue habilitado a "cumplir su prisión preventiva en el domicilio de calle Ilolay 3269 - B° Bajo Palermo de la ciudad de Córdoba, bajo la guarda y el cuidado de la Sra. Edith Angélica ABARCA de MENÉNDEZ y supervisión semanal del Patronato de Liberados de dicha ciudad", dice textualmente la resolución de Rago Gallo.

Sin embargo, y pese a este fallo, la salida de Menéndez está amenazada.

Es que la fiscal Graciela López de Filoñukya adelantó que analiza un exhorto de un Juzgado Federal de San Luis que impediría que Menéndez regrese a su casa. Está previsto que para el 8 de julio se comiencen a analizar los fundamentos del fallo en la Cámara de Casación que dejarían firme o no la sentencia del caso Brandalisi. Menéndez fue el jefe del III cuerpo del Ejército desde 1976 a 1979 y tuvo bajo su jurisdicción diez provincias argentinas, entre ellas San Juan. Por esto, aquí se lo investiga por delitos de lesa humanidad cometidos durante el operativo de represión que dirigía el RIM 22, que estaba bajo la órbita de mando de Menéndez.

Las tres causas que se le siguen en San Juan son por la muerte de José Alberto Carvajal, un dirigente comunista que falleció después de una sesión de torturas, por la desaparición de la modelo María Ana Erize y por las torturas a las que fue sometida la actual jueza Margarita Camus.

Comentá la nota