"Va a haber serios inconvenientes en las negociaciones paritarias"

Entrevista a Luis Barrionuevo, titular de la CGT "Azul y Blanca"
Verborrágico como pocos, el líder gastronónomico criticó con dureza al camionero Hugo Moyano por tratar de "imponer" un aumento salarial de referencia, que podría rondar el 13 por ciento. En diálogo con El Tribuno desde Mar del Plata, pidió "paritarias libres", no descartó medidas de fuerza "desde marzo", adelantó que pedirá "entre 20 y 22 por ciento" de incremento y avizoró un panorama sombrío para 2009. El diputado nacional, ligado al duhaldismo, consideró que "las suspensiones" que se dieron seguramente se transformen en "despidos". Y no ahorró críticas hacia el kirchnerismo: "La Presidenta no entiende nada, es virtual". ¿Cómo se negocian aumentos salariales en medio de una crisis tan profunda como la actual?

Indudablemente, la situación de hoy no es la misma que estábamos viviendo hace unos seis meses, cuando nos decían que vivíamos en Cristina el país de las maravillas. Dentro de ese nuevo esquema, los muchos trabajadores que tuvieron aumentos de 19,5 % en 2008 y de 16,5 % en 2007 van a sentir muchísimo el deterioro salarial. Si a esto se le suma todos los incrementos que tuvo que el transporte y los servicios públicos, el salario de los trabajadores perdió mucho poder adquisitivo. Tendrán que permitir que discutamos paritarias libres. Lo escuché hablar al líder de la CGT kirchnerista, Hugo Moyano, diciendo que hay que respetar la paritaria, pero él en 2007 y 2008 se sacó la foto con ambos presidentes donde perjudicó a los trabajadores. Nosotros pedimos la apertura de paritarias en diciembre y no nos la dieron. Yo estoy convencido que ahora tampoco nos van a querer dar paritarias libres. Creo que va a haber inconvenientes, va a haber problemas en las discusiones salariales. Lo que no puede ocurrir es que nos quieran imponer un salario gubernamental a través de Moyano.

Habría un principio de acuerdo entre el Gobierno, la UIA y la CGT oficial para imponer un techo salarial cercano al 13 por ciento, ¿cómo lo ve?

El jueves hubo una reunión de la mesa chica de la CGT oficialista y surgió de esa reunión que se van a respetar las paritarias y que no se va a aceptar un tope salarial. Uno de los que propuso eso fue Armando Cavalieri, ya que los empleados de comercio son uno de los gremios con más deterioro. Nosotros nos vamos a reunir el 5 de febrero en Mar del Plata y vamos a insistir con la libertad de las paritarias y vamos a incluir a los jubilados, ya que en 2009 van a cobrar $810, lo que es una vergüenza, ya que la plata de los jubilados la tomaron como un banco prestamista y es el sostenimiento de la economía actual. Es una vergüenza que los jubilados financien a Aerolíneas Argentinas o a la ex Obras Sanitarias. Si a partir de marzo, cuando vamos a discutir paritarias, tenemos que implementar medidas de fuerza lo vamos a hacer.

Si bien es cierto que Moyano dijo que no aceptará techos salariales, la Casa Rosada sigue hablando con los empresarios de un suba de sólo el 13 por ciento...

Efectivamente. A través de eso que está sugiriendo el jefe de Gabinete con la UIA es la reunión que hizo la mesa chica el jueves donde dijo que no aceptará topes. Eso es que lo que yo sé de la reunión del jueves.

La CGT dijo esta semana que no aceptaría un congelamiento salarial, pero en el conflicto entre la UOM y Paraná Metal se firmó que los trabajadores no tendrán aumentos por dos años, ¿qué significa eso?

Yo no le creo absolutamente nada. Eso mismo lo habían dicho anteriormente, pero cuando van a la Casa Rosada y se sacan la foto terminan perjudicando el salario de los trabajadores. Si bien hoy hay menos inflación, eso se da porque hay menos consumo. Creo que va a haber algunos inconvenientes serios.

¿En cuánto afecta a una negociación salarial el no tener índices oficiales confiables por la intervención del INDEC?

Al INDEC nunca lo tomamos en cuenta ni lo tomaremos en cuenta. Mañana nos van a acercar un estudio para ver cual sería la inflación, pero nuestros cálculos hablan de un 20 a 22 por ciento.

¿Esa cifra es la que pedirán los gremios de la CGT disidente?

Lo que salga de ese trabajo técnico es lo que vamos a pedir. Cada trabajador en su gremio sabrá como está el sector y en base a eso pedirá más o menos.

La Presidenta dijo el jueves que es importante que haya trabajadores con buenos salarios pero eso contrasta con el tope que ella quiere imponer...

La Presidenta no entiende nada. Es una Presidenta virtual a la que le dan un machete todos los días para que anuncie medidas que no sirven. Los anuncios de las heladeras y los coches son absolutamente mentira porque cuando uno va a acceder al crédito no se lo van a dar. Escuchaba que va a haber rebajas del 50 por ciento para los electrodomésticos, es mentira. Todas son medidas de un desesperado. El Gobierno perdió el rumbo y la credibilidad de la gente. Cualquier cosa que anuncie, en ese contexto, no sirve.

La mayoría de los países desarrollados está profundizando el diálogo entre los sectores para salir juntos de la crisis, pero en Argentina eso no ocurre, ¿en cuánto afectará la falta de consenso al país?

Este es un Gobierno que nunca tuvo diálogo. Este es un Gobierno totalmente dictatorial: hace lo que Kirchner ordena desde Olivos. Es muy difícil que la argentina salga adelante si no hay diálogo con los partidos políticos, con la Iglesia , con el empresariado o con el campo. Lo peor que puede hacer un Gobierno es encerrarse y decir: se hace lo que yo digo o no se hace. Todavía estamos pagando la imbecilidad de Kirchner de habernos metido en un conflicto con el campo de cuatro meses.

¿Cree que muchas empresas aprovecharán la crisis para despedir gente?

Primero, ya no están tomando. Segundo, las suspensiones que se dieron por vacaciones adelantadas se van a ver concretadas en despidos. No tengo duda que será así. Este será un año muy difícil para el Gobierno. El Gobierno está perdiendo las elecciones.

Comentá la nota