De haber querido echar a Montiel a funcionario de Urribarri

Hernán Burna fue diputado por el radicalismo en el período 1999/2003. Formó parte del grupo de legisladores que impulsó el pedido de juicio político del ex mandatario en 2002. Ahora, está a cargo de un área del gobierno provincial.
El ex diputado provincial del radicalismo Hernán Daniel Burna fue designado por la administración del gobernador Sergio Daniel Urribarri al frente de un área que tendrá a su cargo la elaboración y seguimiento de la recuperación y puesta en valor productivo de las tierras fiscales del Delta Entrerriano.

La designación está contenida en el Decreto Nº 3.564, del 16 de septiembre último, publicado anteayer en el Boletín Oficial. Aunque por ahora Burna es un funcionario sin cartera: a pesar de ese nombramiento, el nuevo colaborador de la administración de Urribarri no tiene oficina, funciones específicas ni tampoco cobra aún salario.

Más aún: de acuerdo a los datos recabados por El Diario, Burna está más abocado a su tarea como empresario de la madera en Federación, su ciudad, actividad en la que aún antes de ser legislador venía desempeñándose. Hasta alcanzó a presidir la Cámara de la Industria de la Madera de Río Uruguay (CIMRU).

En octubre último, cuando el Gobernador viajó junto a un grupo de empresarios en gira por Venezuela y Estados Unidos, Burna fue también de la partida.

De regreso

La última participación en la función pública de Burna fue como legislador provincial por el radicalismo en el período 1999/2003. En 2002, Burna formó parte del grupo de legisladores que impulsó el pedido de juicio político contra el ex gobernador Sergio Montiel, radical al igual que él, a quien se acusaba "por mal desempeño",

Junto a Burna, también formaban parte del grupo de acusadores los entonces legisladores por el radicalismo Ana D´Angelo, Adolfo Lafourcade y Julio Rodríguez Signes, actual fiscal de Estado.

Le achacaban a Montiel un rosario de hechos, como la omisión de enviar el aporte de los agentes públicos al Instituto de Obra Social de Entre Ríos; la mora en enviar los Aportes del Tesoro Nacional a los municipios; el mal desempeño frente a los hechos del 20 de diciembre de 2001, con relación a la labor realizada por la policía; el mal desempeño por la crisis y el colapso del servicio público de salud: el mal desempeño en la administración de los fondos de la ley 4035 (pensión a la ancianidad); el mal desempeño en la instrumentación del régimen de jubilación anticipada, y el mal desempeño por la capitalización de Líneas Aéreas de Entre Ríos y del Instituto Autárquico Provincial del Seguro, en el marco de la crisis de las finanzas públicas.

Claro que aquel pedido finalmente no prosperó, debido al voto adverso de un legislador del justicialismo, Félix del Real.

Por haber firmado ese dictamen, los cuatro legisladores fueron expulsados del radicalismo, aunque sólo Rodríguez Signes consiguió que la Justicia revirtiera la decisión. Después de aquel proceso, Rodríguez Signes se volcó a sus actividades privadas, y en 2007 se incorporó al gobierno de Urribarri como fiscal de Estado. Ahora, lo hará otro radical, Hernán Daniel Burna.

Comentá la nota