"Va a haber muertos de los dos lados"

La reunión de la mesa directiva nacional de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) acaba de ratificar su plan de lucha para la semana próxima y su coordinador nacional de desocupados, Juan Carlos Alderete, atiende por segunda vez en el día a LA NACION.
Ratifica cada uno de sus dichos: "Estamos preparados como en 2001, cuando dijimos: «vengan a reprimir, pero va a haber muertos de los dos lados»". Insiste en que no hay exageración en sus palabras: "No nos vamos a dejar pegar porque creemos que nuestro reclamo es justo. Estamos cansados de tanta humillación".

Alderete se refiere, principalmente, a las complicaciones de los miembros de la CCC para acceder al plan oficial de cooperativas, que pretende crear 100.000 puestos de trabajo, pero guarda otras críticas. "Cuestionamos que los intendentes manejen a su antojo las cooperativas, que los jubilados no cobren el 82% móvil y la nueva gran mentira presidencial de que el país deba endeudarse para afrontar sus políticas sociales."

Afirma que la CCC no tiene un solo inscripto en el plan Argentina Trabaja, a pesar de contar con 50.000 militantes en el país. Y es terminante en sus advertencias: "Ya existe el consenso de toda la dirección que si no tenemos respuestas para el miércoles [próximo], antes del fin de semana que viene vamos a tomar los 22 pisos del Ministerio de Desarrollo Social y todas las sucursales de la Anses en el interior".

Pero su objetivo no es frenar la inscripción para las asignaciones familiares extendidas, según sus palabras. "No vamos a inhabilitar las sucursales, sino que vamos a estar adentro, garantizando que todos reciban atención", sostiene.

Al final, concede que su objetivo es no llegar al enfrentamiento y hasta especula con los riesgos de extremar las protestas. "Los Kirchner saben que un muerto los saca del Gobierno igual de rápido que a Duhalde."

Comentá la nota