Por haber incumplido con pedidos de informe Uñac intercedió para evitar que interpelen a Cristina Díaz

Desde la bancada basualdista, se estuvo evaluando seriamente presentar un pedido de interpelación para que la ministro de Educación, Cristina Díaz, sea interpelada en el recinto de la Legislatura.
Los motivos que llevaron a esta situación es la falta de respuesta por parte de la titular de Educación, a los numerosos pedidos de informes que fueron enviados por la Cámara de Diputados.

Consultada la diputada del Frente para el Cambio, Lucía Sánchez, dijo que "desde el año pasado venimos solicitando información al Ministerio de Educación respecto a una gran cantidad de temas, que entendemos son de vital importancia. Por ejemplo, solicitamos los índices de repitencia, el porcentaje de aportes que el Estado les da a los colegios privados, entre otros temas, y hasta el momento nunca fueron contestados. Es por eso que analizamos la posibilidad de interpelación", explicó Sánchez.

Habiéndose conocido esta iniciativa, que contaba con el apoyo de legisladores del oficialismo, fue también el propio presidente de la Cámara, Rubén Uñac, quien tomó cartas en el asunto. El vicegobernador se comprometió a lograr una respuesta de Cristina Díaz y para ello solicitó a los legisladores un tiempo. Por su parte, los diputados aceptaron la propuesta y están a la espera.

Lo cierto es que un pedido de informe que es aprobado deja de tener identificación política y se transforma en una solicitud de un poder del Estado, en este caso a una repartición de otro, por lo que no debe ser considerado una iniciativa sectorial. Es por este motivo, que la funcionaria estuvo incumpliendo y tuvo que salir al cruce el vicegobernador para evitar posibles coletazos en contra de la ministro. RT.MP.

Comentá la nota