¡Habemus Cristiano!

Portugal venció a Bosnia como visitante y, con un global de 2-0 en la serie, se metió en Sudáfrica, para alivio del lesionado crack del Real Madrid. Batacazo: Eslovenia derrotó 1-0 a Rusia, como local, y gracias al 1-2 que cosechó en Moscú, dejó afuera a Arshavin, Pavlyuchenko y al DT Guus Hiddink.
Los portugueses viajaban a Bosnia con la ventaja mínima del 1-0 conseguido como local, por eso no podían relajarse y debían estar concentrados hasta el último minuto del repechaje. Claro que no contaban con la presencia de Cristiano Ronaldo, que seguramente habrá sufrido viendo a sus compañeros por televisión.

En el primer tiempo, los lusos se dedicaron a esperar que su rival fuera en busca del partido, ya que necesitaba revertir el resultado. Así fue como, en un estadio pequeño y con una cancha que no estaba en buenas condiciones, los locales a través de su delantero más peligroso, Dzeko, tuvieron las mejores situaciones. Pero la serie se terminaría a los 11´ de la segunda parte, cuando Raúl Meireles puso el 2-0 global que obligaba a Bosnia a convertir tres goles.

De ahí al final sólo hubo tiempo para que los jugadores locales mostraran su impotencia por no poder dar vuelta el resultado, por eso se fue expulsado Salihovic a poco del final. Lo mismo hicieron los hinchas que arrojaron objetos a la cancha y agredieron a uno de los árbitros asistentes. En ese clima se terminó el encuentro, por lo cual el festejo de los portugueses fue medido. Seguramente Cristiano Ronaldo haya festejado con más euforia desde su casa: el Mundial lo tendrá como protagonista.

En tanto que Eslovenia dio vuelta el resultado del partido de ida que favorecía a los rusos por 2-1, consiguiendo un 1-0 que igualó el marcador global pero benefició a los locales por el gol de visitante convertido en Moscú. Los rusos se fueron con la cabeza gacha: el Mundial se perderá de la magia de Arshavin y los goles de Pavlyuchenko. El DT Guus Hiddink se quedó con las ganas de ir nuevamente a la Copa del Mundo.

Comentá la nota