Gutiérrez, en medio de un fuerte cruce de acusaciones

Allegados a Elisa Carrió hicieron blanco en el candidato de Julio Cobos para acceder a la Cámara de Diputados. Lo sindican de estar involucrado en la causa Spartacus. El jefe comunal dijo que eran "acusaciones de baja estofa". El fiscal Gómez confirmó que el intendente no está ni acusado ni imputado en dicho expediente judicial.
El intendente de Pergamino, Héctor Gutiérrez, fue ayer el centro de una polémica, en el marco de una disputa política que terminó mezclándose con cuestiones de la vida privada.

El eje del problema es la ruptura del sector de Julio Cobos con el de Elisa Carió y Margarita Stolbizer para el armado de las listas para las elecciones del 28 de junio. En el acuerdo Gutiérrez figuraba tercero en la lista de diputados nacionales, pero de repente el bloque se fracturó y el jefe comunal quedó afuera de la boleta. Mientras para unos la separación se debe a la escasez de puestos para el "cobismo" en la repartija, para otros el verdadero problema era "Cachi" Gutiérrez, ya que Carrió no lo quiere en la lista porque lo acusa de estar involucrado en la causa Spartacus.

Allegados a Elisa Carrió lanzaron ayer que "la causa de la ruptura es la candidatura de ‘Cachi’", lo que viene cuestionando "desde hace un año" por su vinculación en una causa por trata de personas.

"Un intendente acusado de abuso sexual, prostitución y trata de personas no puede formar parte de nuestra lista. Es un impedimento ético", señalaron fuentes cercanas a la líder de la Coalición Cívica.

En tanto, Gutiérrez se defendió argumentando que no está imputado en ninguna causa y responsabilizó a la Coalición Cívica de lanzar "acusaciones de baja estofa" en su contra para "justificar la ruptura" de la alianza en Buenos Aires.

Para cerrar la discusión el fiscal Mario Daniel Gómez, a cargo de la causa en cuestión, confirmó que Gutiérrez no está ni procesado ni acusado en dicho expediente judicial que tiene nueve imputados, dos de ellos detenidos y el resto en calidad de prófugos.

Muchas versiones

Durante todo el día medios nacionales recogieron testimonios de dirigentes y muchos periodistas hicieron comentarios con respecto a este tema. Si bien en casi todos los casos se puso en boca de Carrió la acusación, lo cierto es que a la líder de la Coalición Cívica en ningún momento se la vio haciendo declaraciones.

En cambio, quien salió con dureza a fustigar a Gutiérrez fue la monja Marta Pelloni, que dijo por Radio Continental que "la ruptura de Carrió con Cobos se habría dado por un tema ético" y relató una anécdota personal relacionada con las denuncias al intendente.

"Hace dos años hubo un gran escándalo en Pergamino con el prostíbulo Spartacus. Había once paraguayitas explotadas. En una charla que di, anunciaron que el primer consumidor de drogas en ese boliche era el intendente de Pergamino. Ahí comenzó un tema de investigación", dijo Pelloni.

Defensa de Gutiérrez

A todo ello Gutiérrez sostuvo que no está acusado en la causa que investiga trata de personas.

"No he sido citado, ni acusado, ni nada. Están utilizando las más bajas herramientas para justificar la ruptura de un acuerdo, cuando en realidad lo que ocurrió es que no hubo cumplimiento de lo pactado" para el reparto de lugares en las listas, sostuvo el intendente.

Además agregó que el vicepresidente Cobos "se enojó" porque "no se cumplió con la palabra empeñada" y dio "instrucciones" para retirar a los candidatos de las listas conjuntas.

"No es fácil comprender la decisión, pero la semana pasada teníamos un acuerdo de integración, que había sido comunicado por Ricardo Alfonsín a Cobos, pero finalmente no se cumplió", explicó Gutiérrez y comparó las denuncias en su contra a la "campaña sucia" contra el legislador Enrique Olivera de la Coalición Cívica en 2007. En aquel caso tiempo después de las elecciones se comprobó la inocencia de Olivera, pero el desprestigio durante la campaña fue tan grande que perdió toda chance.

El distanciamiento entre Carrió y Gutiérrez viene de años, ahora parecían formar parte de la misma estrategia política, pero evidentemente las cuentas pendientes terminaron primando.

El político y el hombre

Si bien el intendente evitó ahondar en detalles sobre el efecto que en su persona y en su familia tenían estas acusaciones, más allá de que la Justicia no registre imputación alguna en su contra, allegados al jefe comunal aseguraron el malestar que esta situación había generado en su entorno íntimo, más allá de lo político, pues se lo estaba "acusando de algo grave sin fundamentos". Se quejaron de que "por la política ensucian la moral de un hombre y afectan a toda una familia" y en tal sentido apuntaron los dardos contra Carrió y la "pata local que con mucha mala fe llevó estas falsas versiones a Buenos Aires para instalarlas en la prensa nacional". Esa "pata local", según allegados a Gutiérrez, "está bien identificada y no se puede esperar otra cosa de ellos".

Comentá la nota