Gutiérrez estuvo en el Occovi por las demoras en los trabajos de la autovía

El titular del Ejecutivo mantuvo una reunión en el organismo junto a intendentes del corredor vial de la ruta Nº 8 y los representantes de la empresa Caminos de América. Importantes planes para empezar los trabajos en el segundo semestre de este año y en dos años estarían las obras culminadas en nuestra ciudad. Satisfacción por los resultados de la audiencia.
El intendente de Pergamino, Héctor Gutiérrez, junto con otros mandatarios del corredor vial de la ruta nacional Nº 8, mantuvo una importante reunión en la mañana de ayer con autoridades del Organo de Control de Concesiones Viales (Occovi) con el fin de conocer detalles sobre los trabajos detenidos en la autovía que unirá la ciudad de Pilar con Pergamino. "En esta oportunidad fuimos recibidos por la titular de este organismo, Emma Albrieu, también estuvieron representantes de la empresa Caminos de América", señaló el jefe de la Comuna en diálogo con el Diario en la tarde de ayer. "El objetivo de esta reunión fue plantear la preocupación por la paralización de las obras y la demora en los cumplimientos del contrato de licitación, además del cuestionado cobro de peaje en Larena", manifestó el titular del Ejecutivo municipal.

Reunión pautada

"Tal cual se había convenido, tuvimos la audiencia con el Occovi los intendentes del corredor vial de la ruta Nº 8", agregó el intendente de la ciudad. "Nosotros sabíamos que nos esperaba la ingeniera Albrieu y el ingeniero José Dacunha, referente de la firma Caminos de América, la empresa adjudicataria de las obras de la autopista Pilar-Pergamino", señaló Gutiérrez quien manifestó que "el objetivo fue explicarles a las autoridades presentes nuestra intranquilidad por la parálisis de todas las tareas, a pesar del peaje que se cobra en Larena, y el significativo retraso en el acatamiento del contrato rubricado", explicó Gutiérrez en la entrevista con LA OPINION.

La reunión se desarrolló en horas de la mañana de ayer en las oficinas del Occovi y contó con la presencia de los intendentes de Arrecifes, Daniel Bolinaga; de San Antonio de Areco, Estela Lennon, además de la diputada Griselda Petri y la ex diputada nacional Rosa Tulio (en representación de la ministra Infraestructura de la provincia de Buenos Aires, Cristina Alvarez Rodríguez).

Respuesta oficial

"Como respuesta a nuestros reclamos, la titular del Occovi señaló que ya se labraron las actas de infracción y que se harán efectivas las multas que correspondan en octubre, cuando se efectúe la revisión del contrato", explicó Héctor Gutiérrez con respecto a todas las medidas adoptadas contra la empresa por no desarrollar las tareas que se habían comprometido en este sector del territorio bonaerense.

En tanto el representante de la empresa concesionaria, José Dacunha, hizo uso de la palabra y explicó a los presentes que "las demoras y la paralización de las obras se debieron a la falta de financiamiento internacional de Caminos de América por la crisis imperante y la falta de crédito", informó Dacunha. Asimismo agregó que "el peaje actual de Larena es en concepto de amortización de los 12 kilómetros de la nueva traza que se realizaron. Luego no se pudo continuar porque la crisis provocó la desfinanciación de la firma y nos impidió cumplir con el contrato rubricado tiempo atrás", destacó el ingeniero que ayer se reunión en representación de la compañía que tiene a su cargo todas las tareas de la futura autovía. "Sin embargo se encuentran avanzadas las tratativas para conformar un ‘Club de Bancos’ que nos habilitará los fondos necesarios para retomar las obras en el segundo semestre de este año", subrayó el ingeniero Dacunha.

Nuevo plan

El funcionario de Caminos Americanos dio un paso más adelante y puntualizó que la empresa diseñó "un nuevo cronograma para llevar adelante la construcción de los tramos faltantes y que, de ser aprobado por el Occovi, permitirá que en un plazo de 2 años se hagan y concluyan los tramos B1, desde Larenas hasta Solís; el B2, de Solís a San Antonio de Areco; y la variante Pergamino que se incorporó en la planificación oficial presentada por la firma concesionaria.

Héctor Gutiérrez

"De acuerdo a lo expresado por el ingeniero Dacunha en el término de dos años se concluiría el medio anillo de circunvalación de nuestra ciudad, lo cual nos llena de satisfacción", explicó Gutiérrez mostrando alegría por el anuncio. "Damos por descontado la probación de parte del Occovi ya que venimos trabajando con ellos desde hace mucho tiempo y las autoridades de este organismo conocen muy bien la importancia que esto tiene para Pergamino", destacó luego de haber terminado la reunión en la sede de la entidad nacional. "Necesitamos estas modificaciones para llevar seguridad vial a este corredor vial netamente productivo y comercial", le dijo Gutiérrez al Diario. No obstante el titular del Ejecutivo remarcó que "con este nuevo cronograma planteado por Caminos de América, Pergamino sale beneficiada y desde el Municipio esperamos que las planificaciones se puedan cumplimentar en tiempo y forma porque es una solución que nos urge", explicó el jefe comunal.

La nueva ruta

La obra contempla la iluminación total de los primeros 20 kilómetros, de todas las zonas urbanas, así como los distribuidores. También se construirán dársenas de detención para el transporte público, nuevas garitas de refugio e islas para el servicio de los automovilistas. Esta autovía reducirá los accidentes, el tiempo de circulación, y contribuiría a disminuir el costo de los fletes, tanto locales como de larga distancia que recorren ese tramo, ya que la ruta nacional Nº 8 forma parte del corredor biocéanico que colecta parte del tránsito internacional. En el tramo que va desde Pilar hasta Arrecifes se construirá otra calzada al costado de la actual, ensanchándola de 7 a 7,50 metros.

A su vez, los 52 kilómetros que separan Arrecifes de Pergamino, tendrán una traza diferente en ambas calzadas debido a la imposibilidad de emplear la ruta actual por todo el desarrollo de la urbanización existente en algunas localidades intermedias, las curvas cerradas de difícil rectificación que existen y el recorrido del ferrocarril paralelo al camino. En todo el corredor se aplicará el concepto de "control de accesos", lo que significa que no se permite el cruce directo de ningún vehículo a un mismo nivel, esto reducirá sustancialmente las posibilidades de accidentes.

Muchas ventajas

El proyecto generará múltiples beneficios, no sólo a los usuarios directos los 2.500.000 vehículos que circulan actualmente por el corredor- sino que además ocasionará una sustancial disminución de accidentes, especialmente los que revisten gravedad y muerte, por la eliminación de choques frontales y cruces a nivel. Además habrá una importante reducción en los tiempos de viaje; actualmente un usuario tarda dos horas y media en recorrer el tramo entre Pilar y Pergamino pero con el proyecto finalizado, lo realizará en una hora y media. Según los análisis de los profesionales que están encargados de esta planificación, serán cuantiosas las ventajas que se tendrá en la región. Es realmente una peripecia cruzar nuestra ciudad por determinados sectores de la traza actual de la ruta Nº 8.

Respecto del elevado tránsito vehicular por la arteria, tanto los transportistas como los choferes de micros de larga distancia han manifestado su disconformidad porque el tiempo que pierden en pasar por este lugar complica los horarios previamente establecidos por las empresas para las cuales ellos prestan el servicio.

Cada día que pasa se siente más la falta de una nueva traza para que circulen los vehículos de gran porte; seguramente cuando esté terminada esta ambiciosa obra, se notarán rápidamente sus beneficios. Hoy la ruta nacional Nº 8 es uno de los caminos por los cuales pasa gran parte de la producción del país, montada en inmensos camiones que tienen como destino final la Capital Federal, el puerto de Rosario u otros puntos de la geografía nacional e incluso países limítrofes.

Comentá la nota