Gutiérrez fue al Concejo a inaugurar las sesiones de 2009

El intendente brindó su discurso anual y dejó formalmente abierto el período de reuniones ordinarias del cuerpo deliberativo. Previo a su alocución los ediles rindieron tributo a la figura de Raúl Alfonsín. El jefe comunal se sumó con una recordación. El Ejecutivo presentó su plan de acciones en todas sus áreas para el presente ejercicio.
El intendente Héctor Gutiérrez dejó inaugurado anoche el período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante, durante la tradicional ceremonia que se realiza a principios de este mes. Lo hizo con un extenso discurso donde repasó lo actuado por su administración a lo largo de 2008 y adelantó los ejes de la gestión para el ejercicio en curso.

Previo al discurso en sí, Gutiérrez se tomó la licencia de expresar ante la asamblea su lamento por el fallecimiento del doctor Raúl Alfonsín, producido recientemente.

El discurso estuvo dividido por secretarías, es decir que se refirió de manera separada a cada una de las áreas de la administración. Empezó con Gobierno y siguió con Salud y Acción Social; Desarrollo Económico y Producción; Planeamiento, Obras y Servicios Públicos; Economía y Hacienda. También hizo referencia puntual a la actividad cultural.

El cierre fue con reflexiones sobre la actualidad del país y del mundo, la sociedad que pretendemos y los valores reales de la vida.

Sobre Alfonsín

En su homenaje a Alfonsín Gutiérrez dijo: "Con profundo dolor participamos unos, acompañaron el sentimiento de congoja otros, la desaparición física del doctor Raúl Ricardo Alfonsín. Un pueblo en llanto ganó las calles del sepelio y durante una jornada la capilla ardiente se convirtió en el cenáculo de la democracia; los argentinos, América y el mundo daban el último adiós al padre de la democracia recuperada.

"Mucho se ha dicho y escrito en estos días. En el instante de la muerte desaparecen las viejas desavenencias y se exaltan los valores superiores del individuo. Tuve el honor de integrar el partido político al que pertenecía, la Unión Cívica Radical y además otro honor, haber integrado su gobierno, pero sin lugar a dudas el más alto de ellos es haberlo conocido en otras circunstancias. Corría el año 1972, el epílogo del gobierno militar de aquel entonces, yo recién comenzaba la Universidad y desde luego militaba. Alfonsín que peregrinaba el país, visitó la Facultad y sin previo aviso se organizó un acto en el hall central, había que presentarlo, y a alguien se le ocurrió que aquel novato lo hiciese, aún hoy me tiemblan las piernas, como aquel día en que subido a una mesa traída de un aula, conocí al hombre que marcó la vida política de varias generaciones y la mía también.

"Fue un gran militante, de firmes convicciones, tozudo, austero, idealista, nunca se dejó ganar por el pragmatismo tan en boga, construyó utopías, fue un buen presidente, pero sin dudas fue uno de los más grandes demócratas, un político excepcional".

El cierre

En el cierre del discurso Gutiérrez expresó que "la necesidad de comprender al realidad que nos circunda y dotarla de sentido en un mundo convulsionado como el actual, desorienta a los pensadores, a los dirigentes y atemoriza a las sociedades, a los pueblos.

"Probablemente –añadió- la desorientación surja del formidable contraste entre los progresos de las ciencias de la naturaleza y nuestra brutal incapacidad para organizarnos social y políticamente. No hemos sido capaces de superar la pobreza, la explotación, la tiranía, la violencia social, la discriminación, tan lejos estamos del pensamiento progresista que anhela la libertad, la igualdad, la justicia, la paz, la emancipación plena de los hombres. Son valores que nos prometíamos y suponíamos alcanzar antes de este nuevo milenio".

También señaló que "en su Memoria Política, Alfonsín denuncia descarnadamente al neoliberalismo, denuncia a sus gurúes, ellos piensan para adelante, piensan el futuro. Son cómplices de la globalización insolidaria, son los nuevos cipayos de este siglo. Vaya verdad.

"¿Es esto el triunfo del pragmatismo sobre la utopía? ¿Hay que imputar esta situación a una falta de pensamiento?

"A mi juicio no, si estamos ante una desvalorización de los valores y los pensamiento profundos. Es hora de poner imaginación, de aplicar aquello que sabemos, trasformar las crisis en oportunidades. Son éstas parte de nuestras responsabilidades, no podemos eludirlas, hurgar en el pasado, es importante, también nos permite reencontrarnos con nuestros ideales, los viejos pensadores, por allí quizás haya que empezar y así transformar este hábil equilibrio entre individuo y comunidad política en una formidable palanca de cambio, las sociedades aguardan, el desafío es encontrar y transitar el nuevo camino, superador de trivialidades y persistentes rituales".

Todas las áreas

En próximas ediciones brindaremos una síntesis de lo expresado anoche por el intendente, en cuanto a las acciones previstas para el presente ejercicio y al repaso que hizo sobre lo actuado en 2008.

Emotivo homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín

Previo el discurso del intendente municipal, Héctor Gutiérrez, el Concejo Deliberante de nuestra ciudad llevó a cabo un homenaje al doctor Raúl Alfonsín en una sesión especial que fue acompañada por un importante número de vecinos que se acercaron teniendo en cuenta la realización de esta ceremonia.

Durante este acto al ex presidente fallecido, hablaron nueve concejales de diferentes bloques partidarios; el primero fue el presidente del cuerpo, Fernando Escobar; luego hizo uso de la palabra el edil radical, Sergio Bocanera; y lo siguieron el representante del Frente Grande, Julio Courtial; el titular del bloque Frente para La Victoria, Horacio Padula; del Partido Justicialista, Mónica Filipini; de Diálogo Pergaminense, Marcelo Pacífico; del bloque Encuentro por la Democracia, Laura Clark; del Frente Integración Cívica, Pablo Mazzei, y finalmente habló el edil del Polo Social, Jorge Jater.

Todos los homenajes fueron muy sentidos, tanto los oficialistas como los opositores y en cada uno de ellos destacaron a Raúl Alfonsín por su austeridad republicana, su honestidad personal en el manejo de la cosa pública y su postura principista a favor de la instauración definitiva de la democracia en la República Argentina.

Otro de los núcleos principales que nadie dejó de abordar fue su lucha por los Derechos Humanos que comenzó mucho antes de ser presidente hasta llegar a la constitución de la Conadep y realizar el juicio a las juntas militares; tampoco se soslayó su visión de estadista en lo que respecta al paso fundamental para crear el Mercosur y se enumeraron todos los tratados internacionales a los que adhirió que le dieron a nuestra Constitución Nacional un sentido más social, humanitario y profundamente democrático.

Asimismo, la mayoría recordó las palabras del doctor Antonio Cafiero cuando dijo que "Alfonsín no les pertenecía más a los radicales sino que era patrimonio de todos los argentinos".

Comentá la nota