Gutiérrez admitió una "modorra" en algunos funcionarios y aseguró que habrá cambios

En una charla a fondo con LA OPINION, el intendente habló de los temas más importantes de la ciudad. Destacó que la gestión está atravesando un momento de aburguesamiento y que por ello planea variantes en diversas áreas.
Analizó las elecciones del 28 de junio y adelantó varios proyectos, entre ellos una reforma política. También se refirió a la relación con el Gobierno provincial, a la realidad económica de la Comuna y a su situación personal después de las acusaciones sufridas durante la campaña.

Los temas más importantes de la ciudad, las cuestiones políticas, el análisis de las elecciones del 28 de junio y la situación personal después de sufrir una fuerte acusación que tuvo trascendencia nacional, fueron los ejes de una extensa entrevista que el intendente Héctor Gutiérrez mantuvo a solas con LA OPINION.

Enérgico y verborrágico, el jefe comunal no escapó a ningún planteo. Hizo autocrítica al admitir que el 28 de junio su sector padeció una derrota en las urnas y confirmó que habrá cambios en su gabinete porque –asegura- "la gestión entró en una suerte de modorra".

También miró hacia delante con el Plan Estratégico que se acaba de presentar y adelantó que pondrá en marcha una reforma política para acercar más la gestión municipal a la gente.

Análisis de las elecciones

En primer término Gutiérrez habló en extenso y desde varias aristas sobre el resultado de las elecciones.

"A nadie le gusta perder y nosotros sufrimos una derrota. En general, no hemos tenido la fortuna de ganar las elecciones de medio término, lo que nos genera algunas dificultades, como advertimos el año pasado cuando la mayoría del Concejo Deliberante se nucleó para rechazar la propuesta de presupuesto que habíamos elevado y nos eliminó cinco millones de pesos, impidiéndonos colaborar con muchas instituciones y generar la obra pública que ambicionábamos. Es decir que finalmente no perjudican al intendente sino que perjudican, por ejemplo, a los vecinos del barrio Otero porque pensábamos remodelar el acceso a Pergamino desde la ruta Nº 32", aseguró el intendente.

- ¿Estaba en sus planes la derrota o pensó que podía ganar?

- En esta elección estaba claro que se estaba imponiendo una polarización y si bien nuestro pronóstico era que teníamos alguna chance de obtener un resultado ganador por escaso margen, también teníamos en cuenta que entre Kirchner y De Narváez había una fuerte distribución de votos. El resultado ha sido que en Pergamino ganaron De Narváez y su candidato local Pacífico con una importante diferencia entre ellos, de casi el 13 por ciento, y esos votos se distribuyeron entre otras fuerzas políticas.

- ¿Por qué entonces no pudo imponerse su facción?

- En primer lugar se nacionalizó la campaña. Nosotros somos una agrupación política local y convocamos a la ciudadanía a discutir los temas locales. Esto no significa que prescindamos de los temas nacionales, pero el fuerte de Integración Pergaminense es el análisis de las cuestiones locales y regionales.

La segunda conclusión es que tuvimos errores en la integración del frente. El radicalismo participó de la Integración Cívica Pergaminense con los candidatos que habían resultado de la interna, después hubo un grupo que no estuvo de acuerdo y se armó una lista que fue convalidada por el Comité Provincial, es decir que no fue elegida por sus afiliados, pero que finalmente obtuvo un muy buen resultado. Más allá del reproche por la falta de legitimidad interna de esa lista, es válido reconocer que Vicente Ardissone obtuvo más del 9 por ciento y ese es un dato muy importante que debemos tener en cuenta. Es decir que entre esta fuerza y la nuestra, aunque no se debe sumar matemáticamente porque lo que suma por un lado quizá reste por otro, hay un cúmulo de votos importante. Margarita Stolbizer, que sintetizaba las tres fuerzas que trabajábamos en pos de su candidatura, también hizo muy buena elección en Pergamino.

- La gestión ¿pesó o no en el resultado?

- También hay un fuerte componente de la gestión en las elecciones. Las encuestas nos están indicando que el 50 por ciento de la población aprueba como muy buena o buena la gestión municipal; y es más: la gestión está por encima de la imagen del intendente, cuando en las mediciones anteriores el intendente estaba más arriba que la gestión. Sin embargo mi percepción es que hay una suerte de "modorra", de aburguesamiento, de falta de imaginación y creatividad, hay un poco de aburrimiento en la gestión, que tiene que ser sacudida para volver al vigor, a la tensión, a la dedicación por los temas de la agenda pública como hemos tenido a lo largo de estos años y que nos ha permitido mantenernos en el Gobierno local a través de las sucesivas elecciones que hemos ido ganando.

- ¿Esto significa que habrá cambios en el Gabinete?

- Se van a producir cambios en el Gobierno, pero como es mi estilo, las variantes no van a ser estridentes ni todas en un solo momento sino que se irán dando en la medida que vayamos seleccionando o advirtiendo en qué áreas hay mayor desgaste o en las que el intendente pretende un nuevo perfil. Seguramente de aquí al 10 de diciembre vamos a introducir cambios en todos los niveles de la gestión. Ahora los estamos evaluando, estamos en una etapa de consulta, y ante la segura pregunta sobre quiénes se irán, creo que aún no es momento de confirmar nada.

- ¿Qué lectura hace de los resultados obtenidos por los espacios kirchneristas?

- Las fuerzas políticas que representaron a Kirchner en Pergamino no han obtenido resultados satisfactorios, seguramente harán autocrítica, porque al parecer no ingresan ningún concejal. En lo que a nosotros respecta, recuperamos un concejal, porque recordemos que hace cuatro años con nuestra lista resultó electo el concejal Bocanera, que a los pocos días pasó a militar en las filas de la oposición, incumpliendo un compromiso que había asumido y que era el de integrarse al oficialismo, cuanto menos participar de las discusiones del bloque oficialista. Nuestra coalición, ahora, en principio quedará con nueve concejales, desde luego que para los temas importantes, porque para los temas de menor trascendencia cada uno tiene la libertad para opinar y votar.

- ¿Cómo imagina el funcionamiento del futuro Concejo?

- Trataremos de buscar acuerdos en el Concejo Deliberante que nos permitan por un lado participar de la integración de sus autoridades, y por otro estar en los temas más importantes, puntualmente el tratamiento de la ordenanza fiscal y el presupuesto, cuyos proyectos elevaremos en octubre.

- ¿Tiene pensado subirse a la ola "dialoguista" que está proponiendo el Gobierno nacional y también el provincial, es decir convocar a las fuerzas políticas para buscar consensos?

- El jueves hicimos el lanzamiento del Plan Estratégico después de más de un año de trabajo, búsqueda de información y construcción del diagnóstico. No es una herramienta de la gestión Gutiérrez sino del pueblo de Pergamino y sus conclusiones deberán ser aprovechadas por las sucesivas gestiones. Son políticas de Estado, y lo que hace el Municipio es convocar a la discusión de los temas de Pergamino. Ya lo he dicho en el discurso de la presentación del Plan: muchos de los temas que fueron las ilusiones, los sueños y las fantasías de los pergaminenses en los últimos 30 años se han ido concretando o están en camino de concretarse. La Universidad es un dato, el derrumbe de los paredones del ferrocarril y la construcción del viaducto es otra cuestión de fondo; la autopista se puso en marcha a pesar que ahora el Gobierno nacional ha desfinanciado el proyecto pero confío en que esa obra se va a concretar. La Peatonal es otra obra insigne, después de 15 ó 20 años bregando por un centro comercial digno para Pergamino. Ahora hay que generar nuevas fantasías, hay que ir por nuevas utopías y esto es lo que el Plan Estratégico intenta: ordenadamente y con la participación de las instituciones, sintetizar y proponer a los futuros gobernantes de la ciudad.

Ese es un ámbito de discusión de los partidos políticos, de las instituciones de la sociedad y de la comunidad misma.

- ¿Y el Concejo Deliberante?

- El Concejo Deliberante es otro de los ámbitos en los cuales discutimos. Pero no he advertido en este último tiempo de parte de la oposición una voluntad constructiva. El año pasado se pusieron de acuerdo para eliminar 5 millones de pesos del Presupuesto.

Reforma política

- ¿Sigue avanzando con la idea de una reforma política para Pergamino?

- Iniciamos una reforma política cuando pusimos en marcha la elección de los delegados de las localidades de la campaña. Era un tema que para nosotros formaba parte de la plataforma electoral de 1999 y a partir de 2001 se incorporó a la cultura política de Pergamino. Pero ese es el comienzo de la reforma, porque ahora vamos por la creación de delegaciones barriales o seccionales en la ciudad y por la construcción de distritos electorales. Esto debe formar parte de un diálogo con las fuerzas políticas de la oposición que podrá comenzar a instrumentarse en este período y seguramente se concretará una vez producida la renovación del Concejo Deliberante.

- ¿Cuál es el objetivo que se persigue con esta propuesta?

- Por un lado, la descentralización de la gestión para acercarla aun más a la ciudadanía, y en tal sentido tenemos muy avanzadas las conversaciones con la Comisión de Fomento del Barrio Acevedo con el propósito de hacer nuestra primera experiencia de descentralización creando la delegación de aquella jurisdicción, que más que del barrio Acevedo sería de la zona norte de la ciudad.

Por otra parte, pretendemos formar cinco distritos electorales dentro de la ciudad. Esto significa que el ciudadano va a votar en su zona de residencia y tiene que ver con que cada representante provenga de cada zona, independientemente que la lista será una sola, pero cada uno tendrá que procurar representar esa zona geográfica. Los distritos serían norte, sur, este, oeste y centro.

- Técnica y legalmente ¿tiene facultades el Municipio para implementar este sistema?

- Son dos etapas: primero debemos lograr un consenso en el Concejo Deliberante; cuando haya una ordenanza aprobada, serán la Junta y la Justicia Electoral de la Provincia las que deberán dar el visto bueno, porque naturalmente se tienen que constituir padrones nuevos y se reempadronará a los ciudadanos de acuerdo al territorio en el que quede configurado el nuevo mapa. Es decir que cuando terminemos la gestión habremos intentado llevar adelante una reforma política también en la ciudad. Creemos que son mecanismos que van democratizando las decisiones y que van acercando las políticas públicas a la gente.

- ¿Cómo está el Municipio presupuestaria y financieramente?

- Todos saben que durante los nueve años que llevo al frente del Municipio nunca hemos tenido quebranto y hemos hecho una amortización de deuda de la gestión anterior que ha superado los 40 millones de pesos. Es decir que a lo largo de casi una década lo que hemos hecho, entre otras cosas, es desendeudar al Municipio, independientemente de algunos créditos que hemos tomado, sobre todo en este último tiempo. Pero el balance entre 1999 y la actualidad es que hemos amortizado mucho más deuda que la que hemos tomado.

Desde el punto de vista de los ingresos y egresos, siempre hemos tenido algún pequeño superávit, pero este es un año muy difícil, los precios siguen subiendo en los productos corrientes que utiliza el Municipio, razón por la cual en el tercer trimestre hemos congelado el gasto, es decir que no hay nuevas obras, nuevas erogaciones ni adquisiciones, al tiempo que se mantienen los servicios y se concluyen las obras que estaban autorizadas.

- ¿Cómo marcha la recaudación municipal?

- Estamos preocupados porque los ingresos corrientes de jurisdicción municipal están descendiendo, es decir que estamos con una caída leve pero caída al fin y esto podría constituir una tendencia en la percepción de las tasas. En cambio, la coparticipación provincial mantiene el ritmo que estábamos previendo. En síntesis, podríamos cerrar el año con quebranto, esperemos que no sea así, pero debo adelantar que esa es una hipótesis sobre la que estamos trabajando.

- ¿Cuáles son las obras de aquí a fin de año?

- La tercera cuadra de la Peatonal va a estar terminada para octubre o noviembre. Se han presentado dos empresas en la licitación para la etapa que sigue y veremos cuál se adjudica los trabajos. También falta hablar con alguna empresa que no ha participado con el 40 por ciento del monto que tienen que poner los frentistas, porque hay que recordar que este tramo lo financia en un 60 por ciento el Municipio y el resto lo ponen los frentistas. Pero hay un banco que no está poniendo la cuota parte que le corresponde lo cual nos llama mucho la atención. También debo remarcar que nos llena de orgullo el hecho de que los frentistas hayan comprado algunos materiales más baratos que el Municipio.

La otra obra de este momento es el puente Kennedy-Hernández. Hace unos días que no lo visito pero supongo que la cabecera norte ya estará en construcción, de modo que en un par de meses va a estar terminado. Ahora estamos trabajando con la Cooperativa Eléctrica para dotar de iluminación a la zona y con las autoridades de Seguridad para tener una presencia policial -aunque sea de manera semipermanente- que garantice la transitabilidad.

Comentá la nota