Gutiérrez acusó de traición a ex concejales oficialistas

Polémica en la presentación de listas para las elecciones
El intendente Francisco Gutiérrez -que encabeza la lista de candidatos a concejales por el oficialismo para las elecciones del 28 de junio- calificó de traidores a ediles que abandonaron el oficialismo e integran ahora listas opositores, lo cual fue replicado por Jorge Molina y Ricardo Oly Argüello. Y mientras el Acuerdo Cívico y Social logró la unidad, Unión Pro presentará dos listas.

En el oficialismo, la nómina de concejales la encabeza Gutiérrez, secundado por Alberto De Fazio, Graciela Gómez, Claudio González, Edith Llanos, Cora Otamendi, Alfredo Ocampo, Francisco Buono, Carlos Sterli, Plácido Benavides, Esther Cubillas y Sebastián Raspa. Los nominados a consejeros escolares son Lorenzo Giunta y Fernando Larsen.

En el Acuerdo Cívico y Social, hubo lista única tras el acuerdo entre el ARI, la UCR y el GEN. La nómina de ediles la encabeza Mario Sahagún (ARI), seguido de Fernando Pérez Grecia (UCR), Graciela Magnani y Diego Buffone (GEN). La lista de consejeros escolares la encabeza Hugo Novoa.

El peronismo disidente quilmeño, nucleado en Unión Pro de De Narváez-Sola-Macri, tendrá dos listas. Una de ellas, que tiene como referentes a Angel Abasto, Sergio Villordo y José María Salustio, llevará como primer nominado a edil a Roberto Gaudio, escoltado por Nora Saracco, José Casazza, Luis Bratti y Carina García.

La otra lista colectora, liderada por el ex funcionario Eduardo Schiavo, ligado a Felipe Solá, llevará como primer aspirante a concejal a Jorge Molina, acompañado por Jorge Aquino, Laura González, Gladis Fariña (Pro) y Héctor Paladino.

Contrapunto

Mientras el intendente de Quilmes, Francisco Gutiérrez, acusó de "traidores" a ediles que pertenecían a su estructura y se distanciaron para encabezar hoy listas de la oposición, los concejales Jorge Molina y Ricardo Oly Argüello aseguraron que "era imposible soportar una lista única después de tantos agravios".

En declaraciones periodísticas, el jefe comunal quilmeño, Francisco Gutiérrez se refirió a Argüello y Molina, a quienes los criticó duramente al asegurar que "Roma no paga a traidores, y el pueblo no vota traiciones" tras la determinación de estos de distanciarse de su estructura para militar en el peronismo disidente.

En cuanto al acuerdo de lista única por el Frente Para la Victoria, que representó una alianza entre el camañismo y el anibalismo, Gutiérrez sólo se limitó a indicar que "se le dará lugares en la lista a los compañeros de base que trabajan en el espacio".

"Imposible de soportar"

Pero para Molina, candidato testimonial por Unión Pro, "era imposible soportar una Lista Unica después de tantos agravios". El concejal señaló que la candidatura lo hacen sentir "fenomenal", aclarando que las diferencias con la gestión "no fueron personales con Francisco Gutiérrez".

Molina y Argüello construyeron además dentro del Concejo Deliberante un nuevo bloque "porque veíamos que eramos muy críticos hacia adentro", y aseguró que "si bien no lo manifestábamos, estábamos muy críticos con la gestión".

"Cuando se hizo la unión y se armó una sola lista en el 'kirchnerismo', fue imposible soportar eso. Ni la estructura lo podría aguantar. Se dijeron tantas cosas, se soportaron muchos agravios personales. Se planteó el tema de la mafia, el narcotráfico, y esas no eran cuestiones livianitas", sostuvo Molina quien recordó que "hasta yo -inclusive-, defendí la posición del ministro de Justicia de la Nación, en el recinto, porque se habían dicho barbaridades. A partir de ahí, decidimos trabajar con otra orientación".

En cuanto a la acusación de "traidor" realizada por Gutiérrez, Molina sostuvo que "no voy a entrar en ningún tipo de agravios. Tengo toda una trayectoria con una coherencia que no la voy a modificar. Aquí encaramos el peronismo de otra forma, 'ese' peronismo no lo entiendo, no me gusta eso de tratar a los que no piensan como uno como enemigos, son adversarios y esa forma de actuar no la comparto para nada".

Comentá la nota