"Gustavo Pulti tiene que dar la cara y hacerse cargo del desalojo"

Las imágenes de los medios televisivos no dejan lugar a dudas. El desalojo de ayer fue desmedido, una cacería.

Por: Juan Pablo Malagutti – Movimiento Libres del Sur – Mar del Plata

Esta es la demostración cabal de que no hay tolerancia ante el reclamo social en Mar del Plata. Ya veníamos viendo con preocupación la intimidación de la que eran objeto las manifestaciones de reclamo social: la represión cuando aumentó el transporte, la detención de un integrante del Foro Abierto en Defensa de los Derechos de la Niñez y la Juventud en la puerta del Municipio cuando el Foro se iba a presentar en una jornada de trabajo con los concejales, la desmedida presencia policial en los últimos reclamos a la Secretaria de Desarrollo Social, el cacheo discriminatorio en las sesiones públicas del Concejo Deliberante.

Pero ayer pasó de intimidación a demostración de fuerza brutal.

No interpretamos esto como consecuencia de la irracionalidad de la Policía.

Estamos ante la clara presencia objetiva de una linea política puesta en marcha para amedrentar el reclamo social, en función de "abrir el paraguas" ante la crisis económica que promete ser más profunda y dura con los sectores más postergados.

Gustavo Pulti ha pedido reforzar la presencia policial con la incorporación de la prefectura en un claro gesto hacia los sectores vinculados al pedido de baja de la edad de imputabilidad y pena de muerte.

Ahora, escudado en las gestiones de la secretaría de gobierno, ha tomado la decisión política de reprimir salvajemente a mujeres, niños y hombres indiscriminadamente y en forma desmedida.

El Intendente no puede seguir escondiéndose, tiene que dar la cara y hacerse cargo de esta decisión política.

Y si esta acción escapo a su voluntad, tiene que aclararlo y acto seguido exigir que aparten de sus funciones a los responsables de la fuerza policial, y él mismo dejar desafectados a los funcionarios municipales que intervinieron junto a la policía.

Comentá la nota