Gustavo Posse tuvo que suspender la construcción del muro

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse anunció "suspender provisoriamente los trabajos que abarcaban un total de 240 metros, a la espera de propuestas superadoras por parte de los funcionarios responsables de la seguridad",según un comunicado de la comuna.
La decisión adoptada por el jefe comunal fue tras una medida judicial que lo obligaba a frenar la obra, y en el escrito, Posse señaló que "afortunadamente, el gobernador provincial, su ministro de Seguridad, el Poder Ejecutivo Nacional, a través de su ministro de Seguridad y Justicia, han expresado hoy su compromiso de garantizar la seguridad de nuestros vecinos".

"La Municipalidad de San Isidro, aún sin competencia en materia de seguridad, ante numerosos hechos delictivos sangrientos que han afectado a nuestra comunidad, viene desarrollando desde hace largo tiempo planes y estrategias para enfrentar la agudizada problemática de la inseguridad que azota a toda la ciudadanía", dice el comunicado al comienzo.

Y aclara que "el emplazamiento de accesos seguros al partido, con cámaras de seguridad con puestos fijos de vigilancia, constituye una de las diversas maneras que este municipio, junto a los foros de seguridad y organizaciones no gubernamentales han ideado, en función a proteger la vida y bienes de nuestras familias".

"De modo alguno, se ha pretendido fragmentar y dividir, sino antes bien contener y proteger a todos los habitantes de este Partido, que es una síntesis social del país, ya que está compuesto por todos los niveles socioeconómicos", agrega.

Finalmente, las autoridades de la intendencia de San Isidro manifiestan que "el lugar en que se ha generado discordia, está habitado por familias de origen humilde, castigadas por una delincuencia que en más de un 80% proviene de sitios lejanos".

Comentá la nota