"A mí me gusta tirar chiches".

NEWELL'S - GIMNASIA (J): Lo proclama Mauro Formica, rebautizado Kaká por Ariel Ortega y felicitado por lo bien que anda.
Ring... ring... De un lado de la línea, el Burro Ortega; del otro, Mauro Formica.

-Hola Gato, soy Ariel. Llamaba para felicitarte por los goles contra Gimnasia, y por ganarle a Boca en la Bombonera.

-Gracias Burro. Por suerte el equipo está andando bien. Igual, quería decirte algo: me mataste con lo de Kaká, ahora todos esperan que juegue como él.

Algo así pasó el lunes, cuando el jujeño le pidió el número a Lautaro Formica (hermano de Mauro, hoy en Godoy Cruz). Lo vio al pibe, con 16 años (ahora tiene 20), cuando practicaba con la Primera leprosa, y le decían Gato. Fue rebautizado por Ortega en un entrenamiento porque el perfil físico y futbolístico de Mauro coincide con el de Kaká en desfachatez, brillo y posición. "Ariel es un genio, el que más admiro en la cancha. Igual, si llego a ser un cuarto de lo que es Kaká estoy conforme", confiesa el más lujoso de los rojinegros.

"Soy un enganche que trata de hacer jugar al equipo. Me gusta asistir pero también hice muchos goles en Inferiores", se describe quien hoy será socio de Salcedo. Sí, ya jugó de enganche con Gamboa, de carrilero con Caruso y, ahora, con Sensini es segundo delantero. "Con tal de jugar, que me pongan en cualquier lado. A mí me gusta tirar muchos chiches, tratar de divertirme. Siempre, desde que llegué a Newell's, a los cinco años, jugué como en el barrio". Ahora, en Primera, no defraudó: dos goles y dos asistencias en un par de partidos como titular.

"Mi sueño es salir campeón en Newell's, sería lo máximo", dice el tercero de cuatro hermanos formados en la cantera rojinegra. Guillermo (27 años, delantero), de las Inferiores pasó a Central Córdoba y Argentino de Rosario; Lautaro (22, lateral zurdo) fue campeón mundial Sub 20 al lado de Messi y Agüero, en el 2007 se fue a San Lorenzo y ahora está en Godoy Cruz. Dante (18, volante central) espera su chance en Reserva. "Ojalá pueda compartir unos minutos en cancha con alguno de mis hermanos", confiesa. Y del equipo, tira: "Tenemos buen plantel, sabemos cuándo presionar y cuándo jugar". Y sí, él sabe esto de jugar con la pelota.

Comentá la nota