“Si no le gusta...”

El municipio abrirá un registro para que los adjudicatarios disconformes con el plan renuncien a la casa
Un día después de las apreciaciones de vecinos sobre las diferencias del Plan “400 Viviendas” con el prometido barrio Ciudad, el Gobierno municipal decidió abrir un registro para los adjudicatarios disconformes con la obra.

“Los preadjudicatarios que se encuentren en disconformidad con el Plan Habitacional y los servicios que en el sector se brindarán podrán renunciar a su preadjudicación elevando una nota al Instituto Municipal de la Vivienda, dando ingreso a la misma por Mesa de Entrada del Palacio comunal”, informó textualmente un comunicado emitido desde Municipalidad.

El registro será habilitado a partir del próximo martes, indicó el parte enviado a nuestra Redacción en la tarde de ayer.

Por otra parte, el Gobierno destacó que “reintegrará (a los que renuncien) el doble del valor abonado por el terreno, es decir 6 mil pesos. En el mismo sentido, el escrito oficial remarcó que “las vacantes suscitadas serán asignadas a personas con discapacidad, veteranos de guerra de Malvinas y a familias que se encuentren en calidad de suplentes en la lista del citado Plan habitacional”.

Hace años, que los beneficiarios de las 400 Viviendas esperan sus unidades habitacionales encuadradas en el “barrio Ciudad” anunciado por el gobernador José Manuel de la Sota en el año 2002, en el marco del cumpleaños de Villa María.

Parte de lo prometido, quedó en el camino y las unidades habitacionales se convirtieron en parte del Plan Federal I, lanzado durante los primeros meses de la Presidencia de Néstor Kirchner.

Ese fue el planteo de quienes vienen luchando por tener de una vez (ya pagaron el terreno al municipio) la ansiada casa propia. Y, la mayoría alquila.

Hoy, en lugar de recibir explicaciones sobre los cambios, las promesas incumplidas, la demora (se dijo que serían terminadas hace tres años). Hoy, en lugar de pedidos de disculpas se hacen acreedores de un registro para “adjudicatarios en desacuerdo”.

Una manera de decir: “Si no te gusta, la puerta está abierta”

Comentá la nota