Gulf invertirá U$S 4 millones para su expansión en Córdoba

Gulf invertirá U$S 4 millones para su expansión en Córdoba

En los albores del siglo pasado, cuando los automóviles recién comenzaban a surcar con masividad las calles, hubo una empresa que se anticipó a la demanda de combustibles para circular. Esa compañía es Gulf, pionera en Estados Unidos en el mercado de las estaciones de servicio.

Más de 100 años después, la marca decidió desembarcar con fuerza en la Argentina (sus lubricantes ya se venden desde hace 30 años), de la mano de Delta Patagonia, que anunció un acuerdo con YPF para el traspaso de 124 puntos de venta (entre estaciones y agroservices), ubicados en 17 provincias.

Se trata de expendedoras que formaban parte de la red de Oil Combustibles y que la petrolera estatal había adquirido durante el proceso de quiebra de la petrolera que comandaba Cristóbal López.

El gerente General de Delta Patagonia, Eduardo Torrás, señaló que unos 20 puntos de venta cambiarán de bandera a mediano en plazo en Córdoba. “De ese total, 16 son estaciones de servicio y el resto, agroservices. Una está en Córdoba capital y las otras, en 15 poblaciones distintas”, indicó el ejecutivo.

Por un tema estratégico, la firma prefiere no divulgar aun esas ubicaciones, ya que no se trata de toda la exred de Oil. “Pero dadas la importancia y la representatividad de la provincia en el mercado de combustibles, buscamos tener una postura activa en el embanderamiento de nuevas estaciones”, agregó.

A nivel nacional, la compra de las estaciones, su reconversión marcaria y el plan de posicionamiento implican una inversión de 22 millones de dólares en cinco años. De ese total, Delta Patagonia estima desembolsar el 18 por ciento en Córdoba, es decir, unos cuatro millones de dólares. “Aspiramos a tener toda la red embanderada en un año y medio”, estimó Torrás.

En mayo del año pasado, Córdoba ya tuvo protagonismo en relación con Gulf, ya que la primera estación de esa marca en Argentina se abrió en Villa María. Sin embargo, Torrás aclaró que esa “fue la primera y única estación anterior al acuerdo de Delta Patagonia” y agregó que están en conversaciones con los dueños para unirlos a la red.

“Tenemos la representatividad en Argentina y en Paraguay del canal de estaciones de servicio para combustibles y lubricantes. De ahora en adelante, todas las estaciones que se sumen a la red serán con Delta Patagonia. Más allá de los 124 puntos tomados, vamos a estar sumando nuevas bocas”, subrayó. La apuesta de Gulf es alcanzar 150 puntos de ventas para 2022.

Al ser consultado sobre el porqué de la decisión de avanzar en inversiones en el país en un momento crítico a nivel económico (con caídas en el expendio de combustibles), respondió que “pensando a mediano y largo plazo, Argentina es una plaza atractiva para el negocio de energía y específicamente para lo que es combustibles”. Torrás mencionó el horizonte de expansión que exhiben la agroindustria, la minería, la energía y los servicios logísticos como los puntales de la apuesta de Gulf, y aseguró que hay lugar en el mercado. “Eso va a llevar a que la demanda aumente. Por otro lado, creemos que la actividad económica va a mejorar en los próximos años y, por ende, aumentará la demanda del usuario final”, amplió.

Sobre la estrategia de precios, afirmó que “apunta a ser competitiva entendiendo bien la realidad de cada localidad”. En cuanto a la provisión de los combustibles, dijo que tienen asegurado el abastecimiento a la red, pero que, “por un tema de confidencialidad de la estrategia comercial”, no pueden brindar más detalles.

Coment� la nota