Ex guitarrista de Callejeros cree que los shows fueron "una provocación"

Maximiliano Djerfy reconoció el malestar por los recitales antes del veredicto
El ex guitarrista de la banda Callejeros Maximiliano Djerfy reconoció hoy que fue "una provocación" que el grupo haya realizado varios recitales antes del veredicto del juicio por la tragedia de Cromañón, especialmente el del fin de semana pasado en Olavarría.

Asimismo, consideró que el boliche donde se desató la tragedia "hay que tirarlo abajo y hacer (allí) algo que sirva: una escuela o un hospital".

Djerfy, quien perdió cinco familiares en el fatídico recital, dijo a las radios Mitre y La Red que se distanció de Callejeros "porque no quise tocar durante el debate y los chicos siguieron tocando. Lo sentí así, no quise tocar".

Cuando se le preguntó si fue "una provocación" haber realizado un show a cuatro días de la sentencia, contestó: "Y... me pareció un poco, sí. Los familiares se iban a sentir mal, era obvio eso. Es jodido, doscientos pibes se murieron. Perder un hijo debe ser terrible, yo respeto mucho eso".

Respecto del boliche, señaló que "para mí hay que tirar abajo ese lugar, hacer una escuela, un hospital, algo que valga la pena, que sirva. Ya está, hay que abrir la calle, ya está. Lamentablemente es así".

"Yo nunca pensé que iba a pasar una cosa así. Si no, no sólo no llevaba a mi familia: directamente no tocábamos", sostuvo, y resaltó que sobre el uso de bengalas y pirotecnia en los recitales "hubo mucha hipocresía".

Djerfy reiteró que "no alentábamos el uso de pirotecnia y bengalas. Al contrario, les decíamos que no tiraran más, no podíamos respirar, no se podía cantar, llegaba un momento que era demasiado humo".

"Pongan un disco para eso, para qué vienen a ver a la banda si con el humo de las bengalas no se ve nada. Cuando tocamos en Obras, mi vieja me dijo que no pudo ver nada: 'Tanto que trabajan para la escenografía y después no se ve'", relató.

EL FISCAL APELARÁ. El fiscal general Jorge López Lecube adelantó que apelará el fallo que absolvió a los integrantes del grupo "Callejeros" en la causa por la tragedia de Cromañón, al sostener que "tenían el mismo nivel de responsabilidad" que el manager de la banda, Diego Argañaraz, quien fue sentenciado a 18 años de prisión.

"En el momento de mi alegato entendí y entiendo que tenían el mismo nivel de responsabilidad, tanto el manager como los restantes integrantes de la banda por la manera que adoptaron la decisiones", indicó López Lecube.

El fiscal añadió: "Entendí que todos ellos eran coorganizadores, junto con Omar Chabán de este recital, y que les cabía el mismo grado de responsabilidad".

López Lecube, en diálogo con radio Mitre y el canal Todo Noticias, anticipó que cuando lea el expediente completo sobre el fallo dictado ayer contra los acusados, va a analizar "la posibilidad de recurrir ante la Cámara de Casación" los sobreseimientos dictados a los miembros de la banda "Callejeros".

"Hay discrepancias entre lo que pedimos y se resolvió", expresó el fiscal, quien analizó que la explicación para juzgar al manager y no a Callejeros "se sostiene en que el dominio del hecho era distinto".

Sin embargo, insistió "que tenían el mismo nivel de responsabilidad" en la trágica noche del 30 de diciembre de 2004 en el recital que realizaba "Callejeros" en el boliche Cromañon, donde murieron 194 personas al incendiarse el local del barrio porteño de Once.

"Las pruebas y la postura que ellos habían tomado me llevó a atribuirle a todos el mismo grado de responsabilidad", manifestó López Lecube, quien explicó que "desde el punto de vista de la ley eran co-autores".

En cuanto a Chabán, condenado a 20 años de prisión, aseveró que de parte suya no hay motivo para pedir la recusación del fallo judicial. Consideró que la "sentencia definitiva", en caso de presentarse los recursos, no se producirá antes de fin de este año.

Ayer, López Lecube había adelantado a DyN que tras conocer los fundamentos de las absoluciones se "apelará" el fallo.

El fiscal, las querellas y las defensas tienen ahora 10 días para apelar el veredicto a la Cámara de Casación e intentar modificar el veredicto.

Comentá la nota