Guiño nacional para explotar oro y cobre en Uspallata

El secretario de Minería de la Nación se reunió con el titular de la minera San Jorge y lo invitó a un encuentro mundial del sector que se realizará en Toronto.
Si bien el proceso de declaración de impacto ambiental iniciada en setiembre sigue en curso, el proyecto de la minera San Jorge (filial local de la canadiense Coro Minning) que propone explotar oro y cobre en Uspallata a cielo abierto mediante un método no contaminante (lixiviación, que prescinde del uso de ácido) avanza en la busca de apoyo para su concreción.

El paso más reciente en tal sentido fue la reunión mantenida por su titular, Fabián Gregorio, con el Secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, y el Director Nacional de Minería, Miguel Guerrero, en Buenos Aires.

Del encuentro, que fue calificado como "informativo", también participó el intendente de Las Heras, Rubén Miranda, quien desde el principio dio a conocer los planes de la multinacional y apoyó el emprendimiento. Según indicaron fuentes del área desde Buenos Aires, la reunión "se dio en el marco de un cronograma de reuniones con los máximos responsables de los diferentes proyectos mineros de Argentina, para conocer el avance de los mismos".

Cabe recordar que el proyecto San Jorge se encuentra ubicado en El Yalguaraz, un predio de 115 mil hectáreas ubicado a 45 kilómetros de la villa cabecera de Uspallata, donde comenzó con los trabajos de exploración en 2006.

De acuerdo a los números dados por la compañía, para la explotación se requerirá invertir $ 980 millones en la construcción de la planta, para lo que se prevén más de 3.900 empleos. Durante la producción procesará 25 mil toneladas diarias de mineral durante 20 años, y mediante la generación de 1.900 puestos de trabajo.

Durante la ocasión, Mayoral invitó a los directivos de San Jorge a participar de la PDAC 2009, a realizarse durante cuatro días en Toronto (Canadá). Con más de 20 mil acreditados, es considerada una de las exposiciones y foro de negocios más importantes del mundo para la minería.

"Tuvo un carácter informativo, en un contexto de necesidad recíproca con la Secretaría, que ha venido marcando presencia en la muestra continuamente desde 2002. La intención es presentar en la próxima edición los proyectos con posibilidades de ponerse en marcha entre 2009 y 2010", señaló Gregorio.

San Jorge expuso a su vez que en enero logró obtener los avales financieros necesarios para encarar la primera etapa de la inversión programada. Para Gregorio "esto genera confianza en los inversores, y nosotros a su vez confiamos plenamente en que el proyecto tiene las condiciones técnicas para ser aprobado".

Los pasos del proceso

El trámite que apunta a conseguir el visto bueno para iniciar los trabajos de explotación está en manos de la Dirección de Saneamiento Ambiental, una de las autoridades de aplicación de la ley que regula a la actividad, junto a la Dirección de Minería.

A pesar de haber pasado cinco meses desde que Coro Minning presentó su informe de impacto ambiental para ser evaluado, según indicaron fuentes de la Secretaría de Medio Ambiente recién esta semana, a través de una resolución, se emplazó hasta el lunes 23 a la UNC y UTN a elaborar el presupuesto y la nómina de profesionales que intervendrán en la evaluación.

Ricardo Debandi, director de Saneamiento Ambiental, explicó que "primero la solicitud ingresó a Minería y en octubre pasó a esta área. Se hizo una primera revisión de la información presentada por la firma, y la evaluación, que también prevé pedir que se amplíe si es necesario, está en curso desde que en diciembre emitimos el pedido formal a las universidades que deben elaborar el dictamen técnico".

Otro factor de demora en el avance del proceso es, por decirlo así, un problema lingüístico. Es que la presentación original de la compañía se hizo en inglés, por lo que desde Ambiente solicitaron que al menos 400 de las 1.000 fojas con detalles técnicos que integran la carpeta sean traducidas al español.

Por ahora nadie habla de plazos, más aún teniendo en cuenta que los pasos subsiguientes serán la audiencia pública para discutir el proyecto y su tratamiento en la Legislatura.

Antes de llegar a esa etapa, deberán sumarse también los informes sectoriales surgidos de la Comisión Evaluadora Interdisciplinaria Ambiental Minera (Ceiam), que conforman la Dirección de Hidráulica, Irrigación, las universidades, Recursos Naturales, INTA, Cricyt, y distintas ONG.

A juicio de Debandi, el hecho de que San Jorge haya llevado su plan de negocios a la Nación no significa un avance en el plano de la ejecución del emprendimiento. "Son dos cosas distintas, lo que está claro es que no se puede empezar con la explotación hasta no contar con la declaración de impacto ambiental", remarcó.

Comentá la nota