Guinle reclamó por la Ley para el empresariado joven

El senador nacional Marcelo Guinle planteó a la ministra de la producción Debora Giorgi la necesidad de que se reglamente a la brevedad la ley 25.872 de Apoyo al Empresariado Joven, sancionada en el 2003, y que por falta de reglamentación por parte del Poder Ejecutivo no es operativa.
El planteo del senador chubutense se suma al de la Federación Argentina de Jóvenes

Empresarios (FEDAJE), que presentó a principios del corriente año a la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y Desarrollo Regional, una propuesta formal de reglamentación planteando en la misma la necesidad de involucrar a las universidades como centros de apoyo para la creación de nuevas empresas.

"La actual situación que vive el mundo hace imperiosa la puesta en funcionamiento de la ley, complementando acciones financieras y de capacitación y asistencia técnica que están previstas en la normativa y que no se están aplicando", señaló Guinle.

Beneficios

La norma tiene como objetivo primordial afianzar la integración empresaria y de las estructuras productivas con los jóvenes empresarios.

La propia ley ordena al Poder Ejecutivo que asigne un porcentual de los programas de asistencia vigentes y a instrumentar, a la juventud que promueva proyectos. Estos apoyos van desde la promoción y fomento financiero a cargo de las entidades financieras con capital estatal mayoritaria, de garantías mediante asignaciones con cargo al Fondo de Garantía para la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, de exenciones o diferimientos de tributos nacionales, asistencia técnica, hasta líneas de crédito.

Contempla, entre otros aspectos, un programa de "empresa madrina", por la cual las empresas grandes que presten ayuda a una empresa joven, recibirán un crédito fiscal como compensación a esta acción promotora. Prevé, asimismo, la prioridad en el otorgamiento de beneficios a los proyectos presentados por emprendedores de economías regionales en los que los índices de pobreza o de desempleo sean superiores a la media nacional.

"Resulta fundamental dotar a los jóvenes de un protagonismo estratégico, pensando no sólo en el presente, sino apostando al futuro de nuestro país. Ello con la finalidad de alcanzar la redistribución de la riqueza toda vez que el fenómeno emprendedor es un proceso que puede iniciarse en cualquier estamento social", remarcó Guinle.

Comentá la nota