Guinle, Quieto Pero Se Mueve

Votó sin retoques con el kirchnerismo, hizo un acuerdo "universitario" con Eliceche, estuvo con Das Neves el 17 y uno de sus aliados históricos lo colocó en la grilla de precandidatos para el 2011. Pese a todos esos movimientos,Marcelo Guinle insiste en que no aspira a ser candidato a la Gobernación.
El más antiguo de los senadores por Chubut acumula demasiadas "casualidades" en los últimos días, como para creer que ese conjunto de gestos sean señales que no conducen a ningún lado. Más bien parecen formar parte de una táctica cuidadosa, que preserve su imagen de hombre equilibrado y astuto, al que no debería descartarse aunque sostenga "esta carrera no es para mí", cada vez que se le pregunta por la principal candidatura para el 2011 en Chubut.

Es que Guinle le agrega a esa definición en apariencia contundente cuatro palabras sencillas, pero sugerentes.

"Todavía falta mucho tiempo" para la fecha del comicio y, por lo tanto, para decidir candidaturas, apunta como al pasar el legislador.

En el oficialismo, se satisfacen no sólo con su presencia en Trelew el 17 de octubre, sino que además rescatan los elogios al discurso que pronunció Das Neves ese día, cuando se acercó a saludarlo después del acto.

Esa cercanía será puesta a prueba en muy pocos días, cuando el Gobernador lo invite formalmente a ser parte de la ruptura con el bloque oficialista en el Senado de la Nación, una decisión que no forma parte de las tradiciones políticas de Guinle.

En el kirchnerismo le festejan dos cosas: el voto afirmativo y sin enmiendas al proyecto de Ley de Medios y el acuerdo de bajísimo perfil con el madrynense Eliceche, en el proceso de renovación de autoridades en la Universidad Nacional de la Patagonia, que terminó depositando un hombre cercano a Guinle en el rectorado, mientras el jefe comunal colocaba a uno de los suyos como decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas.

Comentá la nota