Guillermo Galván y Brizuela y Doria recordaron su trascendencia política.

Varias voces se escucharon ayer ante la muerte de quien fuera el primer presidente de la recuperación democrática.
Desde el Comité Capital de la Unión Cívica Radical, Guillermo Galván, aseguró: "Este es un momento difícil. Con Alfonsín se ha ido uno de los grandes líderes de la Argentina", sostuvo.

Galván destacó que uno de los principales legados de Alfonsín a la vida democrática argentina fue haber "dejado un mensaje profundo sobre cómo trabajar en política con honradez y decencia".

El titular del radicalismo capitalino recordó que, en su mensaje dado en el Luna Park con motivo del homenaje que se le hizo, Alfonsín resaltó que "los argentinos tenemos que querernos más y tener más diálogo". "El siempre decía que hay que seguir a las ideas y no a los hombres. Porque los hombres pasan pero las ideas quedan", destacó Galván.

El dirigente riojano valorizó también "el reconocimiento de los argentinos por su lucha por la democracia". "Alfonsín no es sólo una figura del radicalismo, es una figura de todos los argentinos", cerró.

Por otra parte, la dirigente del radicalismo y ex constituyente Inés Brizuela y Doria, se mostró muy acongojada por la muerte del líder radical y a la vez muy orgullosa de lo que Raúl Alfonsín significó en la vida política argentina. "A mi me queda el orgullo de haberlo conocido y haber crecido en la militancia política bajo la luz de su ejemplo. Como dirigente política crecí bajo su ejemplo de lucha, respeto de las diferencias y búsqueda permanente del consenso. Alfonsín ha traspasado las fronteras partidarias. No es un patrimonio exclusivo del radicalismo sino de toda la Argentina", afirmó Brizuela y Doria.

La dirigente de la UCR recordó el logo con las letras R y A dentro de una figura oval con los colores de la bandera argentina y que se utilizó en la campaña electoral del radicalismo en 1983. "Como bien lo reflejaba aquel logo, Raúl Alfonsín es sinónimo de República Argentina", destacó.

Comentá la nota