Guillermo Evans "Resulta una ironía que en la puerta del Hospital de Alta Complejidad se le niegue el acceso por no ser derivado"

"El servicio de ambulancia consideró conveniente derivarlo al Alta Complejidad, y la doctora de guardia nos dijo "Yo no tengo instrucciones para dejarlo ingresar", y cuando se pretendió llevarlo a otro lado falleció", sostuvo Guillermo Evans sobre las últimas horas de vida de "Papucho" Gorleri.
"Si alguien se acerca a un hospital de alta complejidad, que haya una guardia para estabilizarlo, y si no corresponde a una alta complejidad, una vez estabilizado que se los derive a otro lugar", siguió comentando para después agregar: "no puede ser que éste sea un lugar misterioso donde se mueren en la puerta".

En la carta de lectores publicada en la Edición de ayer, el conocido empresario, Guillermo Evans, expresaba: "Horacio Carlos Gorleri, más conocido como "Papucho", fue víctima de una situación que se repite a menudo.

El 24 de julio amaneció con una ola de frío polar poco propicia para quien ya había cumplido los 84 años. El Sanatorio Formosa estaba lleno y el servicio de ambulancia lo llevó al Hospital de Alta Complejidad "Juan Domingo Perón"-indicando puntualmente sobre el mismo tema en diálogo con Radio Uno, sostuvo,

"Preventivamente determinaron por ser una persona mayor derivarlo al Sanatorio Formosa, y después al Alta Complejidad"-, agregando además: "La médica de guardia le negó el ingreso porque carecía de instrucciones para recibirlo –a pesar de que hubo un intercambio de palabras entre la hija y la médica, la doctora le dijo "yo no tengo instrucciones para dejarlo entrar".

Doloroso aleccionamiento

"Lo concreto es que no es el primer caso que se escucha" y saquemos de ahí una enseñanza, creo que es lo que Papucho hubiera querido, no puede ser que ese hospital siga siendo un lugar misterioso donde el que consigue entrar tiene una pensión del primer mundo, y el que no se muere en la puerta", siguió comentando en la entrevista radial.

Carente de guardias de emergencias

"Allí tiene que haber por lo menos una guardia que aplica esa misma excelencia en los primero auxilios porque es un hospital público, de lo contrario, si solamente se va a llegar a una vía de derivación no sirve de nada la alta complejidad, porque si la misma no puede atender a alguien que se está muriendo en la puerta algo anda mal", agregando además:

"Si alguien se acerca a un hospital de alta complejidad que se lo atienda que se lo estabilice en la guardia, que le dé un servicio de emergencia de excelencia y si no corresponde a alta complejidad una vez salido de emergencia que se lo derive al lugar que corresponde".

Siguiendo con los comentarios sobre esta dura situación por la que tuvo que pasar Papucho Gorleri y toda su familia comentó: "Todos sabemos que los que llegaron al hospital de alta complejidad es porque alguien llamó por teléfono por ellos, entonces significa que hay alguna "palabrita mágica" que abre las puertas del alta complejidad, y obviamente eso no es medicina para todos, y eso no es lo que corresponde en un hospital público".

Precursor en el sistema de salud formoseño

Papucho Gorleri es uno de los precursores de la historia del sistema de salud formoseño, y como paradoja, no fue atendido en el hospital público más importante de la provincia y en uno de los más renombrados del país: "Zorrilla lo recordó como el Interventor Federal que en tiempos difíciles (previos al golpe de Estado de 1976) implementó el proyecto del Sistema Nacional Integrado de Salud (S.N.I.S.) en nuestra Provincia, que "era un proyecto de un peronismo revolucionario", enfatizó.

Las sentidas palabras del Ministro me llevaron a reflexionar sobre la terrible paradoja de que quien había luchado por ese proyecto de salud para todos, tres décadas más tarde tuviera que morir en las puertas de un hospital de alta complejidad, al que no se le permitió ingresar –en definitiva y aunque se lo disfrace de carecer de "derivación"- porque se presentó en situación de emergencia como una persona común, como era su austera forma de ser. Y corrió la suerte de los que no tienen recomendación ni padrinos", expresó Evans en la carta.

Según trascendió, y como también lo expresó Evans en la comunicación telefónica – "no es el primer caso que se escucha"-, esta no es la primera vez que ocurre un hecho similar –debido al trágico suceso de una motociclista que sufrió un serio accidente en la misma esquina del hospital y no fue atendida en dicho nosocomio, falleciendo después la misma-.

"Pero tal vez Papucho brindaría un último servicio a la provincia, si su muerte no quedara en el olvido y sirviera para corregir la anomalía de un hospital público que carece de una "guardia" acorde con ese nivel de excelencia, que después de salvar la emergencia pudiera derivar al paciente de urgencia al centro que corresponda; sin que tanta "excelencia" sirva para beneficiar solamente a los amigos y recomendados", finalizó expresando Evans en su carta de lectores.

Comentá la nota