Guillermo Evans "Hay algo que los bancos todavía no revisaron en su relación con las empresas después de la crisis del 2001"

Tras participar de la reunión organizada por el Gobierno Provincial donde se convocó a las principales entidades bancarias de la provincia, para dialogar con diferentes sectores empresariales y comerciales, Guillermo Evas expuso sobre cuál es la relación por la que están atravesando las empresas locales frente a los bancos.
Entre algunos conceptos vertidos, indicó que las entidades "no tienen una buena banca empresa".

Haciendo presentación de la reunión por parte de las autoridades de primera línea del Gobierno Provincial, se prosiguió a escuchar una exposición detallada de los servicios prestados por cada entidad bancaria en la provincia.

Tras finalizar la misma, la primera voz que se escuchó desde el sector empresarial fue la del Presidente de la Asociación Empresaria Hotelera y Gastronómica de Formosa, Guillermo Evans, quien en una breve pero concisa manifestación supo reflejar cuál es la realidad de diferentes empresas en el ámbito local.

Buen criterio

"Los bancos no tienen una buena banca empresa", inició diciendo el empresario local ante la mirada atenta de todos los presentes: "Están preparados para el crédito individual, el que manejan muy bien, pero llegamos a las situaciones grotescas que se les da créditos a los empleados de las empresas a través de tarjetas de créditos, pero no se quiere atender a las empresas proveedora del empleo que llevó esas cuentas al banco".Siendo escuchado atentamente, el sector empresarial asentía con gestos afirmativos los comentarios de Evans que seguían indicando:

"Cuando se toman empresas que han estado concursadas y tienen el acuerdo preventivo aprobado y en vía de cumplimiento, cualquier auditor sabe que esa empresas ofrece una mayor garantía de cumplimiento que otra empresa que pasó por la crisis del 2001 y que salió tambaleando, y todavía no enderezó bien su curso, sin embargo los bancos le prestan, no!, ("está concursado" afirmó) , y califican mal ese antecedente por haber tenido el cheque sin fondo en ese período, sabiendo que los bancos no tienen autoridad moral para juzgar la crisis del 2001 cuando ellos no pagaron ni siquiera los depósitos.

Es decir si la crisis nos pasó a todos en el 2001 evidentemente hay que emerger de ella de otra manera".

Ofrecimientos personales y no empresariales

Si atenuar los comentarios, endureciéndolos más aún, Evans prosiguió: "Voy a dar un ejemplo más grotesco que algunos de los gerentes presentes la conocen: "En las cuentas sueldos, los empleados reciben la oferta de una tarjeta (nombrando una importante tarjeta de crédito), mientras que a la empresa no se le da la misma tarjeta corporativa.

Comentá la nota