La guerra de los videos

Entre otras cosas, resolvieron que las sesiones serán transmitidas por el Canal Ciudad Abierta. Paralelamente, varios bloques comenzaron a pedir videos de sesiones anteriores para descubrir votaciones dobles de sus adversarios.
La Legislatura se hizo un lavado de cara luego del escándalo de los votos dobles de legisladores de PRO. En una sesión en las que llovieron críticas y acusaciones cruzadas entre oficialistas y opositores, resolvieron que, de ahora en más, las sesiones serán televisadas por el Canal Ciudad Abierta para “fomentar la transparencia”. Mientras se pone en marcha, empezó la guerra de los videos: desde distintos bloques empezaron a ver tape tras tape de sesiones pasadas para ver si los otros votaron doble.

En tanto, siguió el paquete de cambios. Las acusaciones sobre los diputados de PRO y uno de la Coalición Cívica fueron giradas a la Junta de Etica, se modificaron las leyes cuestionadas y, hasta que se incorpore un nuevo sistema, los legisladores tendrán que votar “de viva voz” y alfabéticamente, lo que les dará un tono escolar a las sesiones.

La semana pasada se difundieron dos videos en los que los legisladores Silvia Majdalani y Oscar Moscariello votaban por sus compañeros de PRO, Cristian Ritondo y Daniel Amoroso. También se vio al diputado de la Coalición Cívica Guillermo Smith que en una votación no votó ni a favor ni en contra ni pidió permiso para abstenerse, lo que definió el resultado en favor del macrismo. Ayer derogaron el inciso K de la ley que se aprobó gracias a esa omisión de Smith. Era una exención de impuestos para empresas informáticas. En tanto, la votación doble de los macristas del 4 de diciembre fue ratificada: aclararon que la ley se aprobó con “47 votos positivos sobre un total de 47 emitidos”. Más temprano, los jefes de bloque tuvieron un encuentro con constitucionalistas para evaluar las implicancias de las irregularidades en estas leyes y sobre otras pasadas.

En tanto, desde distintos bloques empezaron a circular rumores sobre todo tipo de votaciones dobles que involucraban a otros macristas –en este caso, del michettismo y no del peronismo PRO–, a kirchneristas e incluso a ibarristas. En varios bloques se pedían videos a la Secretaría de Prensa de la Legislatura para sumar perlitas que involucren a los adversarios.

En la sesión, siguieron las sospechas de quién difundió los videos originales. Los macristas parecieron pasar de un primer estado de conmoción interna –en la que los peronistas involucrados y también los del sector de Horacio Rodríguez Larreta suponían que había sido una maniobra de la vicejefa Gabriela Michetti contra sus adversarios en PRO– a culpar unánimemente al ex jefe de Gobierno Aníbal Ibarra. El legislador Martín Borrelli se permitió expresar sus sospechas en la sesión: “Ibarra incurrió en una conducta omisiva al no denunciar el apartamiento del reglamento en la misma sesión”, sostuvo, sobre la ironía que pronunció Ibarra cuando vio el voto doble: “¿Hay voto inalámbrico?”, le preguntó al vicepresidente primero, Diego Santilli.

Con la idea de despegarse velozmente de la imagen del Concejo Deliberante que parece flotar ahora sobre ellos, los macristas crearon una comisión ad hoc para evaluar un nuevo sistema de votación, que sería con huellas dactilares. La integran los jefes de bloque y la junta de reglamentos. Mientras tanto, quedó suspendido el sistema habitual de votación con botones, por lo que “las votaciones deberán ser efectuadas en forma alfabética, nominal y de viva voz”.

También enviaron todas las pruebas a la Junta de Etica de la Legislatura, para que dictamine sobre la actitud de los diputados involucrados. En la sesión, Ritondo pidió perdón “porque con esto se rompen puentes con la sociedad”. Desde la oposición, el diputado K Juan Cabandié planteó que “deben dar un paso al costado hasta tanto la Junta de Etica se expida”. “Que esto sirva para que la Legislatura vuelva a ser el Parlamento de la ciudad y no Legislandia”, advirtió Gabriela Cerruti, legisladora kirchnerista aunque con bloque propio. Otros prefirieron apuntarle a alguien que hasta ahora no habló del tema: la vicejefa de Gobierno. “Michetti, como presidenta de esta Legislatura es responsable de no ponerle el cuerpo a esta crisis institucional”, sostuvieron los diputados de Igualdad Social, Martín Hourest y Liliana Parada.

Comentá la nota