La guerra por el protagonismo

Tanto en el frente Solá - De Narváez- Macri, como en la alianza Coalición Cívica - UCR -cobismo, ninguno quiere renunciar a una postulación para las elecciones legislativas de octubre. Se desató una pelea con final abierto
Tanto en el frente Solá - De Narváez- Macri, como en la alianza Coalición Cívica - UCR -cobismo, ninguno quiere renunciar a una postulación para las elecciones legislativas de octubre. Se desató una pelea con final abierto

La oposición tomó el rol protagónico en este año electoral a partir de las alianzas estratégcas que comenzaron a cerrarse. En la Provincia se conformaron dos 1grandes sectores. Por un lado el frente que integran Felipe Solá, Mauricio Macri y Francisco De Narváez y por el otro la unión entre la Coalición Cívica, el Socialismo, la UCR y próximamente el cobismo.

Sin embargo, tanto de un lado como del otro, ya comenzaron a aparecer las peleas de cartel (leáse candidaturas), propias de quienes compartes los roles protagónicos.

Por el lado del peronismo disidente, ni De Narváez ni Solá quieren resignar el primer lugar en la lista de diputados nacionales por la Provincia para las elecciones de octubre. De Narváez quiere definir las candidaturas en internas. El empresario considera que es el que mejore mide de los dos y que lo respalda la buena elección que hizo en 2007 como candidato a gobernador.

Pero Solá no está dispuesto a ser segundo de nadie porque su aspiración para las legislativas de este año es instalarse como presidenciable para 2011. Pero ni siquiera la solapada intervención de Eduardo Duhalde a favor de Solá para lanzarlo hacia la presidencia en 2011 convencen a De Narváez que incluso mantuvo una dura discusión con el ex presidente por este tema antes de que se sellará la alianza.

Solá está siendo muy criticado porque viene de integrar el oficialismo y para convertirse en la mejor opción anti K le resultará difícil ocultar su apoyo incondicional a Néstor Kirchner durante sus años como gobernador. Además, dejó una Provincia con serios problemas, en especial en lo que se refiere a la inseguridad.

La primera víctima en este espacio será Jorge Macri, el primo de Mauricio que decidió quedarse en la Legislatura provincial para armar el Pro bonaerense. Tras bajarse de la candidatura a gobernador en 2007 para secundar a De Narváez en Unión Pro, ahora, el diputado provincial deberá volver a dar un paso al costado para dejarle el terreno libre al Colorado.

Por el otro lado (el de la CC, UCR y socialismo, al que se sumaría el cobismo) también hay una disputa interna por los cargos. El 10 de febrero la líder de la CC bonaerense Margarita Stolbizer y el presidente del Comité Provincia de la UCR Daniel Salvador anunciaron el acuerdo entre la Coalición Cívica y la UCR. Pero, a pesar del anuncio y la foto la unión nunca terminó de cerrarse. El tema de fondo son las candidaturas.

La líder del grupo Gen es quién maneja los hilos en la CC en la Provincia y por lo tanto el primer lugar en la lista de diputados nacionales no está en discusión. La intención de Stolbizer es ser secundada por un dirigente del campo y dejarle sólo dos lugares en la lista nacional a los radicales. Pero el radicalismo bonaerense tiene demasiados caudillos e internas para conformarse con tan poco.

En la UCR provincial aspiran a al menos tres postulaciones, pero todavía no decidieron como se definirán las candidaturas y si habrá internas. “A este paso los candidatos se van a elegir para después de las elecciones de octubre”, bromeó uno de sus dirigentes ante una consulta de Hoy.

El mejor posicionado es Ricardo Alfonsín. Pero deberá consensuar su postulación con los sectores de Federico Storani y Leopoldo Moreau o vencerlos en las urnas. Moreau y Storani conviven en sociedad dentro del radicalismo provincial. Sin embargo, la candidata del primero es la diputada nacional Vilma Baragiola y el del segundo su par Pedro Azcoiti.

A todo esto se le sumará la aparición de los cobistas, en caso de unirse a ese frente. En la Provincia hay tres grandes referentes del espacio del vice presidente: el diputado nacional y ex intendente de Mar del Plata, Daniel Katz, el intendente de Junín Mario Meoni y el de Pergamino, Héctor “Cachi” Gutierrez. Ninguno de ellos resignará tener participación en el armado de la lista.

Sin embargo, la líder nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, tiene ciertos reparos con los intendentes radicales que apoyaron al kirchnerismo. Estas diferencias anticipan una conflcitiva negociación de candidaturas cuando el cobismo formalice su incorporación a la alianza opositora.

Comentá la nota