La guerra entre Ocaña y Moyano ya es pública

La guerra entre Ocaña y Moyano ya es pública
Una frase de la ministra acusando al líder de la CGT de querer forzar su renuncia recalentó un conflicto que lleva meses. Qué dijo la CGT y el reemplazo que barajan.
Con una frase irónica, la ministra de Salud Graciela Ocaña recalentó la "guerra" con el líder de la CGT, Hugo Moyano. La disputa viene de lejos, por las investigaciones y auditorias a las obras sociales gremiales. "Qué raro, porque escuché que gente que está con Moyano quiere mi ministerio", lanzó sin anestesia Ocaña en respuesta a el pedido público que realizó el camionero para que La Hormiguita continuará en su puesto.

De inmediato, Omar Viviani, titular del Sindicato de Peones de Taxis y mano derecha de Moyano, salió a criticar con dureza las palabras de Ocaña. "Está buscando una excusa" para irse, lanzó en declaraciones radiales y cargó contra su gestión en Salud. "Si se quiere ir, nosotros desde la CGT le decimos que se vaya, pero que no busque en el movimiento obrero responsables de que se la quiera echar", esgrimió.

"Nosotros vemos como una chicana este tema de querer echarle la culpa a Moyano. Creemos que no le hace bien a nadie. El país tiene otros problemas, el tema de la gripe porcina, el dengue y un montón de cuestiones que tienen que ver con la salud de los ciudadanos", apuntó Viviani.

Ocaña habló del tema: "No le voy a contestar al señor Viviani, él deberá ocuparse de sus problemas y yo de los míos", lanzó. "Si hay algo que nunca he buscado en mi vida son excusas", dijo enojada al ser entrevistada en el canal Metro.

La ministra se definió como "una mujer muy directa" y "políticamente incorrecta para muchos, por decir lo que pienso, por luchar por lo que creo, y por no aferrarme nunca a nada de lo que no creo". Y sentenció: "No estoy agarrada de ningún sillón y todo el mundo lo sabe". Más temprano, voceros de la ministra había sido irónicos al respecto de la pelea: "Qué interna con la CGT", lanzaron ante la consulta de Perfil.com, negando los problemas con la central gremial.

El conflicto entre la ministra y el líder gremial se intensificó luego del acto del día del trabajador realizado por la CGT frente al Ministerio de Salud, escenario donde Evita hizo su histórico renunciamiento, pero que para algunos fue leído como un mensaje oculto. En esa oportunidad, la UCR acusó a Moyano de ser un "ministro en las sombras" cuya intención sería quedarse con el ministerio de Salud y el negocio de las obras sociales que ronda los 1.700 millones de pesos.

Así las cosas, desde la central obrera ya se delizan nombres de postulantes que el camionero acercaría. Según información publicada hoy por el diario Ámbito Financiero, el elegido de Moyano sería Oscar D´Onofrio, quien maneja los destinos de la obra social de su gremio y fue el primer nombre que sonó tras la renuncia de Héctor Capaccioli a la Superintendencia de Servicios de Salud, cargo que finalmente ocupó Juan Rinaldi, otro de sus hombres pero más cercano a Ocaña.

Comentá la nota