La guerra de la basura

El paro de los trabajadores de la empresa Malvinas impacta fuerte. Un nuevo sistema sustentable para los servicios públicos es la discusión pendiente. Decisión de municipalizar el barrido. Duclós, funcionarios y concejales trabajaron de recolectores.

Cuestionamientos por el nombramiento de un nuevo juez federal para Azul.

Posiblemente la gorra con visera que se puso el intendente Omar Duclós el sábado por la mañana para recolectar la basura de las calles de la ciudad, junto al legislador provincial José Luis Comparato, funcionarios, concejales de la Coalición Cívica y militantes estén marcando, en un sentido, la profundidad de la crisis de este paro por tiempo indeterminado originado en la decisión de municipalizar un sector del barrido y, por el otro, que el Jefe Comunal está firme en su decisión.

El final resulta difícil de aventurar pues son muchos quienes intervienen en este conflicto y, más aún, cuando está en juego un servicio público vital como la recolección de residuos y barrido de calles

¿Hubo un mal cálculo de la administración municipal cuando hizo los números para el presupuesto de este año especulando con una ayuda del Gobierno Nacional que nunca llegó?

¿Por qué aún no se concretó el llamado a licitación de estos servicios ajustado a una nueva realidad cuando, desde hace tiempo, se visualiza que el mismo no resulta sustentable para las arcas municipales ?

Por año tiene un costo de unos ocho millones de pesos y por la tasa urbana se recauda alrededor de siete millones. Pero a este tributo hay que agregarle servicios públicos, parque y paseos, entre otros.

Muchos actores

El pleito con la empresa Malvinas viene desde lejos.

Ya en el año 2007 había cruce de notas y advertencias. Hoy se trabaja con contratos prorrogados que dejan hasta alguna fisura de carácter legal. Desde la empresa aseguran que trabajan con quebranto.

Si se entra a desmenuzar los actores están los trabajadores que no quieren saber nada de dejar el régimen laboral de los camioneros, el propio sindicato que apuntala el conflicto en una advertencia a los gobiernos provincial y nacional de lo que puede suceder en otras comunas, el gremio municipal SOEMPA que se sumó con fuerza mirando también hacia su propia tropa y la CGT que este lunes realizará un plenario y no se puede descartar que adopte alguna medida.

La empresa relojea la situación y ya tiene decidido echar a un grupo de los trabajadores del barrido pero necesita reposicionarse para negociar un nuevo contrato por lo que tampoco le conviene romper totalmente con la Comuna, a pesar de la advertencia que formuló en la nota presentada el 24 de agosto pasado sobre un mayor costo unitario de la prestación y que irá contra el Municipio por el pago de las indemnizaciones.

Es una fuerte pulseada ya que, fuentes de Malvinas, sostienen que les interesa seguir en Azul pero ¿ bajo qué condiciones ?

¿Servicio tercerizado

o municipal ?

Por las dudas, el Intendente adelantó que tiene la decisión de municipalizar el barrido, situación que estaría acompañada por el propio Concejo Deliberante expresado por un ambivalente proyecto de resolución suscripto por toda la oposición y que será tratado en la próxima sesión.

Por un lado piden una redefinición de prioridades presupuestarias para lo que queda del 2009, autoriza a que siga el barrido hasta fin de año a través de Malvinas, solicita el envío de un nuevo pliego de bases y condiciones pero, a su vez, requiere un estudio de factibilidad para hacerlo por administración (total o parcial). ¿Se impulsa o no su municipalización?

Hay un dato clave y quizá, haya sido uno de los errores del Departamento Ejecutivo. O el servicio es tercerizado o es público. No se puede andar con "porcentajes" para emparchar emergencias.

Por las dudas, Duclós salió a juntar la basura advirtiendo ( imitando al kirchnerismo ) que tampoco lo van a degollar de parado, aunque la mayor parte de la oposición se relame con esa posibilidad.

Ya en términos de estricta política, aún no se ha parido al sucesor de Duclós. Ni propio ni ajeno.

Sólo eso explica la palidez que se proyecta en el ambiente o los reality show cada quince días en el Concejo Deliberante.

El juez y la firma

La designación del juez federal para el nuevo juzgado creado en Azul provocó el fuerte rechazo del Colegio de Abogados y de los distintos foros ubicados en la provincia.

Días pasados se conoció que la Comisión de Acuerdos del Senado había dado curso al nombramiento de Martín Bava, hasta ahora secretario del Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 2 de San Martín, pero el Poder Ejecutivo aún no suscribió el decreto de nombramiento.

Hay una serie de cuestionamientos que van desde un proceso que determinó la nulidad de un importante operativo contra el narcotráfico por la certificación falsa de la firma de un juez hasta declarar desierto un concurso para cubrir el Juzgado Federal de Dolores. En este caso ninguno de los postulantes había alcanzado el mínimo de cuarenta puntos sobre cien exigidos siendo el de Bava el más bajo con 23.

En la presentación realizada desde el Colegio de Abogados se apunta también que el nuevo juzgado tendrá competencia exclusiva en lo civil, comercial, laboral, contencioso administrativo, de ejecuciones tributarias y seguridad social.

Sin embargo, los antecedentes de Bava "de modo excluyente" están vinculados al fuero criminal y correccional a través de su trabajo profesional, estudios de posgrado y capacitaciones.

Este se defiende, indicando en su argumentación en una audiencia ante los senadores, que integra una sociedad con un capital de seis millones de dólares y una deuda de un millón… "motivo por el cual me llevó a actuar en materia civil, comercial, laboral, a responder a deudas e hipotecas. Lo pude llevar a buen puerto…."

Justicia y poder

Más allá de la insólita explicación y que merecería algún reparo atendiendo a que se manifiesta dueño de una empresa, por primera vez desde el retorno a la democracia la designación de un magistrado merece tanto reparos y ha creado un clima tan adverso.

¿Cuál será el fuerte respaldo político desde el poder y el compromiso para impulsar esta designación cuando hay otros nombres que tienen consenso y jerarquía para ocupar ese cargo?

Demasiado manoseo ha sufrido la administración de justicia.

El Poder Ejecutivo aún no firmó el decreto y las gestiones para frenar el nombramiento de Bava continúan.

Las firmas, precisamente, en el mundo de la política y la justicia suelen ser las causantes de grandes dolores de cabeza…

Comentá la nota