La guerra del agua: harán más pozos para no usar el acueducto

En 2010 la municipalidad estudia invertir en la construcción de nuevos pozos en el acuífero Anguil-Uriburu-Santa Rosa.
Serían alrededor de 15, que sumándose a los 77 ya existentes le garantizaría a la ciudad capital gran parte del consumo que en época de verano ronda en los 35 millones de litros diarios.

En la actualidad, el acueducto del Colorado, de acuerdo al contrato firmado con la empresa prestataria durante la gestión municipal del justicialista Néstor Alcala, abastece con 24 millones de litros al día, mientras que los pozos explotados por la comuna están en la misma cantidad.

La renegociación del contrato que tiene en mente Torroba, tema que está en la agenda que piensa abordar con el gobernador Oscar Mario Jorge, es que el acueducto sea un suplemento del abastecimiento propio, lo que disminuiría notablemente el nivel de facturación de Aguas del Colorado y por el que actualmente la comuna santarroseña adeuda cerca de seis millones de pesos.

Si bien no está la ecuación exacta, la intención de las autoridades comunales capitalinas es revertir la existente y que tres cuartas partes del consumo de agua sea abastecido por el acueducto Anguil y el resto por el del Colorado, atendiéndose así, además, al mejoramiento de su calidad.

La lógica del jefe comunal es la siguiente: "No podemos pagar más cara, y obligatoriamente por el contrato, el agua del Colorado que la nuestra".

Según Torroba, Santa Rosa tiene 120 mil habitantes y necesariamente debe contar con un sistema alternativo de provisión de agua que garantice un suministro regular.

En la reunión que Torroba, junto a su secretario de Hacienda, Luis Evangelista, mantuvo el viernes con Ariel Rauschemberger, donde se habló de éste y otros temas vinculados a las finanzas municipales, el ministro se comprometió a comunicarle al gobernador lo conversado y, eventualmente, fijar la fecha de encuentro entre los responsables de los Ejecutivos provincial y santarroseño.

Comentá la nota