En la guerra de afiches, a Tassano le tocó la nariz de Pinocho

La irrealizable promesa de hacer 1.000 cuadras de asfalto durante su gestión si llegara a ser electo intendente, le valió al candidato del Frente de Todos caer frente a las cargadas de sus adversarios políticos que lo acusan sin tapujos de mentiroso.
La guerra de afiches parece ser, hasta ahora, lo más ingenioso de la campaña con vistas al 13 de setiembre. El blanco fue ahora el candidato a intendente del Frente de Todos, Eduardo Tassano, un hombre nuevo en la política correntina que facilitó un flanco a sus adversarios al prometer la realización de 1.000 cuadras de asfalto si llegara a ser intendente de la ciudad.

El secretario general de la Asociación de Obreros y Empleados Municipales de Corrientes, Gabriel Romero, no dudó esta semana en asegurar que "se nota que está mintiendo" al tiempo que le reclamo que aclare "si es que puede" como va a hacer para llevar adelante semejante obra faraónica imposible desde el punto de vista presupuestario y del tiempo material.

"Este hombre es un experto en la mentira" dijo Romero, para quien Tassano "no tiene como explicar porque no va a poder cumplir".

Las mil cuadras de asfalto que Tassano promete costaría al municipio de la Capital 160.000.000 millones de pesos, es decir un año de presupuesto, o si se lo quiere poner de otra manera, el 25% de cada presupuesto anual. ¿Cómo hará Tassano para distraer semejante cifra de las arcas municipales?, imposible saber, aunque fácil imaginarse: achicando la planta de personal, suspendiendo la prestación de servicios básicos, o simplemente endeudando a límites históricos a la Municipalidad de Corrientes.

Queda otra alternativa, que el gobierno provincial destine ese monto a realizar esa obra en la Capital en detrimento de los municipios del interior de la provincia que, con justa razón, reclamarían igual trato.

Si esta última alternativa se diera, en el hipotético caso que Tassano sea elegido intendente, y Arturo Colombi reelecto, quedaría además en evidencia que la provincia no envió durante estos últimos tres años y medio al municipio de la Capital los fondos por una c Lara cuestión política y de discriminación.

In justificable por donde se lo mire.

Pero no es sólo una cuestión de pesos la que imposibilitaría a Tassano legar a concretar su irrealizable obra. Hay una cuestión de tiempo: la realización de una cuadra de asfalto lleva un tiempo aproximado de 45 días si se observan los tiempos de fraguado estrictamente necesarios. Una gestión de cuatro años son 1460 días.

La conclusión es que para realizar las 1.000 cuadras de asfalto, deberían los obreros trabajar sin feriados ni fines de semana y realizar 1,4 cuadras por día. Imposible. "Tassano recién ingresa a la política y sus promesas ya suenan a mentira" disparan sus adversarios políticos que decidieron otorgarle la nariz de Pinocho a quien, para colmo de males, lleva como compañero de fórmula a un ex funcionario municipal del PANU, el ingeniero Carlos Martínez, quien fuera secretario de Obras Públicas de los ex intendentes Raúl "Tato" Romero Feris y Nora Nazar de Romero Feris.

Martínez, fue el secretario de obras públicas durante los tiempos en que se realizaron las grandes estafas contra las arcas municipales justamente con obras públicas "truchas", y por esa razón aparece en algunos de los expedientes que terminaron con condenas para su jefe político aun con numerosas causas pendientes por resolver.

"Martínez, el candidato a vice intendente de Tassano, fue primero protagonista de los años de la obra trucha con "Tato", y después de la obra "inexistente" con Nora", si ese es el primer candidato que encuentra Tassano para que lo acompañe que triste futuro le espera a Corrientes dijeron desde un frente con sede por la calle San Lorenzo, donde se preguntan sin todo esto no es mas que una forma encubierta de llevar nuevamente a "Movil Cero" (Tato Romero Feris) a la Municipalidad de Corrientes.

Comentá la nota