La guardias están "abarrotadas" por casos de bronquiolitis y gripe

La situación se da tanto en centros públicos como en los privados y sobre todo afecta a los más chiquitos. Recomiendan estar alertas si a los cuadros gripales se suman síntomas de agitación, trastornos en la alimentación o para conciliar el sueño.

Las guardias, tanto de los centros de salud públicos, como de las clínicas privadas, están "abarrotadas" debido a la gran cantidad de casos de patologías respiratorias, sobre todo bronquiolitis -que afecta a los bebés- y gripe. Así lo aseguró el jefe de emergencias del Hospital Materno Infantil, doctor Miguel José.

"Las guardias tienen el plantel médico normal y están trabajando a full, tanto en el hospital como en las clínicas" aseguró el médico, quien aseguró que en ambos sectores se está "reforzando el plantel".

En cuanto a los pacientes, "todos son chicos que, gracias a Dios, no están complicados a esta altura" aclaró, sosteniendo que "la gente está muy sensible" ante síntomas como "mocos, fiebre y decaimiento", por lo que "van inmediatamente a la consulta".

De todas formas José no consideró que los centros de salud estén "colapsados". "El Materno y los hospitales de pediatría en esta época siempre están abarrotados porque el número de internación pasa a duplicarse o cuatruplicarse" señaló, llevando tranquilidad a la población. En ese contexto informó que sólo en el Materno, el lunes "tuvimos treinta internaciones" y agregó que "en esta época, el 50% de las internaciones tiene que ver con enfermedades de tipo respiratorias. Eso es algo clásico en nuestra especialidad".

"No llamaría desbordada -a la situación. Realmente en treinta años nunca tuvimos que inventar nada raro para sostener las consultas. Simplemente trabajar un poco más cada uno" enfatizó.

El doctor José aseguró que todo el sistema sanitario de la ciudad está atendiendo consultas fundamentalmente por cuadros relacionados con enfermedades respiratorias. "La bronquiolitis ya está" indicó, agregando que "también están la gripe estacional, los catarros, todos los cuadros virales de vía aérea".

De todas formas, como siempre, recordó que la gripe es más peligrosa en los más chiquitos. "La bronquiolitis es prácticamente el mismo virus que toma al más grande, pero en los lactantes, la obstrucción provoca agitación y da trastornos en la alimentación o para conciliar el sueño".

Asimismo el médico explicó que para que sea bronquiolitis, no solo debe manifestarse la tos, sino también fiebre y "fundamentalmente agitación". El cuadro "tiene todo un compromiso mecánico de respirar en forma agitada, da cierta palidez, rechazo de la alimentación habitual, porque al estar todo congestionado y agitado tampoco puede succionar. Por eso no se alimentan bien y no pueden conciliar bien el sueño".

Más adelante señaló que en los nenes un poco más grandes, los cuadros de gripe pueden complicarse en casos de alergias y asma "a quienes se les recrudecen las crisis".

Por otro lado apuntó que "seguramente vamos a ver también neumonía y todas esas complicaciones de la vía aérea".

Varicela

Al ser indagado respecto a casos de varicela, el pediatra señaló que los que hay "son los normales para la época".

"Hay que tener en cuenta que la varicela es una enfermedad infectocontagiosa, muy contagiosa, que habitualmente en un chico sano toma de una forma benigna, con fiebre, con mucha molestia de picazón, a veces infecciones. Por eso siempre se sugiere el lavado, cortar las uñas, tomar antihistamínicos. Y también es interesante saber que existe una vacuna específicamente para el virus de la varicela, que se da alrededor del año de vida".

De todas maneras el médico aclaró que "hay que tener presente, que la varicela es benigna en los primeros años de vida, en la primer semana de vida del nacido. En los chicos más grandes, adolescentes y de ahí en más, toma una forma más severa".

Comentá la nota