Los guardavidas aceptarían una incorporación paulatina

"Por lo menos que nos den la señal de que empiezan a traspasar a la gente", pidió el secretario general del gremio. El gobierno de Pulti le había prometido que municipalizarían a todos los trabajadores del sector.-
En medio de las negociaciones con el gobierno de Gustavo Pulti por la municipalización de los guardavidas que se desempeñan en los balnearios concesionados, el secretario general del gremio que los agrupa, Néstor Nardone, aseguró que aceptaría una incorporación paulatina de los trabajadores a la órbita comunal.

"Si hay algún problema con el traspaso de la gente que impidiese que fuera todo junto, bueno… por lo menos que nos den la señal de que empiezan a traspasar a la gente que no tiene problemas", dijo ayer a El Atlántico. La alternativa de la incorporación paulatina del personal es, justamente, una de las que cobra fuerza en el Gobierno.

La promesa de municipalizar a los guardavidas la hizo el ex secretario de Gobierno Juan Guiñazú, quien en diciembre del año pasado garantizó, a través de un acta, que eso se haría antes del 31 de julio de 2009. El plazo ya se cumplió y el Ejecutivo, por diversas limitaciones de índole legal, no pudo cumplirlo.

En la última reunión de la Comisión de Turismo del Concejo Deliberante, que tuvo lugar la semana pasada, el gremio le reclamó definiciones al subsecretario de Gobierno, Pablo García. La oposición, por su lado, pretende que la administración envíe un proyecto de ordenanza al Concejo en el que contemple la municipalización.

"Estamos esperando que el Ejecutivo mande un proyecto para que el Deliberativo lo vote", aseguró Nardone. El gremialista aludió a los argumentos que mencionaron las autoridades por el retraso en el cumplimiento del acta. "Nos dijeron que había un montón de detalles que faltaban pulir. Precisamente, la desvinculación del personal de los balnearios. Y la modificación de los contratos vigentes", señaló.

La indemnización que debieran pagar los concesionarios y aspectos como la jubilación y la antigüedad de los trabajadores conspiran, según voceros oficiales, contra la municipalización lisa y llana que prometió Guiñazú.

"Le estoy dando la derecha (al Gobierno) porque estamos laburando en eso, pero creo que se están acortando los tiempos, porque se viene el verano y nosotros queremos ser municipales antes del comienzo de esta temporada", apuró Nardone.

¿Podría haber una medida de fuerza de los guardavidas? Respetuoso de las negociaciones, el sindicalista dijo que anticipar una medida "sería como mojarle la oreja al Municipio". Pero advirtió: "Si hiciera falta, la haríamos".

Comentá la nota