As en el guante.

En silencio, para no exacerbar los ánimos ante las deudas, el Ciclón dejó casi cerrado el préstamo por una temporada de Pablo Migliore.
Mientras los baches por deudas se van tapando para repeler la estampida (ver Va a entrar...), en silencio, para no exasperar los ánimos, el Ciclón casi que se aseguró el arquero, uno de los puestos prioritarios a reforzar según el plan, sacudido por los problemas en estos últimos días, de Simeone. Ayer, el grupo aportante dejó pidiendo la firma el préstamo por una temporada de Pablo Migliore. El arquero, que pertenece a Boca y viene de un buen torneo Clausura en Racing, llegaría con aura de titular, ya que, a pesar del arreglo inminente, Orión será negociado de todas maneras. Un as en el guante...

Tan fuerte fue la solicitud de silenzio stampa que Eduardo Rosetto, representante del jugador, negó las negociaciones (sólo aceptó un interés) ante la consulta de Olé y el contacto radial. Claro, ayer el plantel terminó de cobrar junio, hay primas por solucionarse, de ahí el pie en el freno para anunciarlo. Vale aclararlo: toda la gestión vino por el lado de Tinelli y compañía. El tema se fue cocinando desde el martes. Allí, gente de la calle Olleros conversó con la de Boca y los números preliminares estaban algo lejos. Los Xeneizes solicitaron 200.000 dólares por el cargo de la cesión (otros 200.000 verdes se lleva el jugador por el contrato; como el nuevo tope propuesto por Boedo es 300.000, las cifras no lo rebasan) y no hubo acuerdo. Después, el billete para La Ribera disminuyó y las charlas se acercaron.

Hay otro detalle: queda por cerrarse una cuestión administrativa entre Racing y Boca, de eso se está encargando Rosetto. Eliminada la burocracia, todo indica que el portero, de 27 años, defenderá la valla azulgrana. Toda una curiosidad, tratándose de un arquero surgido en Huracán y con identificación con Boca, vallas que deberá saltar con buenas actuaciones. Sin Navarro, con Orión viendo cómo agitar el pañuelito, y Centeno reponiéndose de un accidente de tránsito, el único uno que tenía disponible Simeone era Nereo Champagne. Parece que se encontró con otra variante, ¿no, Cholo?

Comentá la nota