"Guantánamo representa sólo la punta del iceberg"

Lo dijo Zachary Katznelson, abogado de 30 reclusos en la base
La medida de Barack Obama de mantener los tribunales militares especiales creados por George W. Bush afecta sólo a los recluidos en la prisión norteamericana en el extranjero más famosa: Guantánamo. Pero algunas organizaciones sospechan que Estados Unidos aún retiene a cientos de prisioneros en otras de sus cárceles militares en distintos lugares del mundo, en las mismas o en peores condiciones que en Cuba.

"Guantánamo representa sólo la punta del iceberg. Obama ha sido muy astuto políticamente al ocuparse de ella, pero el 90% que queda bajo el agua todavía es secreto", señaló a LA NACION desde Londres Zachary Katznelson, director legal de la ONG británica Reprieve, que representa a 30 de los 240 reclusos en Guantánamo. Desde 2005, este abogado viajó 10 veces a Cuba para tratar con sus clientes.

-En los últimos años, la cantidad de prisioneros en Guantánamo descendió. Pero ¿cuál fue el destino de los reclusos?

-Desafortunadamente, las cárceles militares de Estados Unidos están más ocupadas que nunca. En cuanto a sus prisiones ilegales, Guantánamo es sólo la punta del iceberg. Obama ha sido muy astuto políticamente al ocuparse de ella, pero el 90% que queda bajo el agua aún es secreto. Estimo que durante años se retuvo a miles de prisioneros sin derechos legales, en bases militares como la de Bagram (Afganistán), que es el hermano gemelo mudo de Guantánamo. Muchos de los que están ahora en Cuba fueron enviados desde Bagram, donde no se revisan los casos y los abogados no podemos entrar. En Reprieve también investigamos cárceles militares secretas en países intermediarios, que incluyen barcos prisión en distintos lugares del mundo.

-¿Cuál es la actual condición de los prisioneros en Guantánamo?

-Si bien hubo mejoras desde que asumió Obama, Guantánamo sigue siendo una prisión inaceptablemente cruel. Algunos campamentos son mejores que otros. Por ejemplo, en el número 4, los prisioneros pueden salir varias horas por día, comer y conversar libremente. Siempre presionamos para que nuestros clientes sean transferidos a lugares más indulgentes. Sin embargo, la mayoría continúan aislados, confinados en una celda de acero del tamaño de un baño, por hasta 22 horas al día. Vivir allí es un infierno.

-¿Qué dificulta el cierre de Guantánamo? A pesar de las duras condiciones, hay 62 reclusos que podrían salir, pero siguen allí.

-La dificultad más seria es encontrarles un hogar seguro. Un ejemplo es nuestro cliente Ayman al-Shurafa. Nació y creció en Arabia Saudita y su pasaporte es palestino. Estados Unidos está encantado de liberarlo, ya que años atrás se decidió que no presentaba amenaza alguna contra nadie. Pero la Autoridad Nacional Palestina no lo puede recibir, por lo que es, efectivamente, una persona apátrida. También hay muchos refugiados, como nuestro cliente Ahmed Belbacha. Su liberación fue autorizada hace años, pero tiene tanto miedo de volver a su Argelia natal que siente que no tiene otra opción más que permanecer en Guantánamo.

-¿Por qué cree que Washington no quiere juzgar a los prisioneros en su territorio?

-Si Estados Unidos tiene evidencia fidedigna contra cualquiera de ellos, los debe juzgar en sus tribunales civiles, que manejaron sin problema más de 100 casos de terrorismo desde el 11 de Septiembre. Pero hay sólo un puñado de presos en Guantánamo contra los que hay evidencia fidedigna. Estados Unidos no puede probar que muchos de los prisioneros hayan actuado indebidamente, aun después de más de siete años de investigación.

-¿Cómo contribuyó Europa en la apertura de la cárcel y cómo lo hará en el futuro para cerrarla?

-Países europeos permitieron que aviones estadounidenses que llevaban prisioneros cruzaran su espacio aéreo. Además, enviaron agentes a Guantánamo para extraer información de los presos. Europa no tiene las manos limpias. Desde entonces, muchos hablaron en contra de Guantánamo, pero deberían hacer más y aceptar a las personas que no pueden volver a casa en forma segura. Sin la contribución de Europa, Guantánamo no puede cerrar. Obama necesita ayuda internacional de forma urgente.

Francia recibe a un argelino liberado

* PARIS (AFP).- El argelino Lakhdar Bumediene, ex detenido de Guantánamo, declarado inocente por la justicia estadounidense, llegó ayer a Francia, donde residirá. Francia es el primer país de la Unión Europea que recibe a un ex detenido de Guantánamo que no es ni residente ni ciudadano francés. Bumediene fue arrestado en 2001 en Bosnia, donde residía legalmente. Fue transferido a Guantánamo en 2002 y declarado inocente en noviembre de 2008.

Comentá la nota