Guantánamo: EE.UU. le demanda ayuda a Europa.

Guantánamo: EE.UU. le demanda ayuda a Europa.
La cárcel en Cuba cerrará este año. Obama quiere que se repartan los presos.
En los contactos que hizo el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, con los líderes de Francia y Alemania, Nicolas Sarkozy y Angela Merkel, se planteo el pedido de Washington para que Europa reciba a personas hoy detenidas en Guantánamo.

Las autoridades estadounidenses solicitaron "formalmente un papel activo de la Unión Europea" y "muestran su firme voluntad de crear un marco de cooperación para facilitar acuerdos bilaterales con los Estados miembros que estarían interesados en aceptar a ex detenidos", indicó ayer el comisionado europeo de Justicia e Inmigración, Jacques Barrot, en un comunicado.

EE.UU. ya había anunciado esa idea pero no la había hecho formalmente, cosa que ocurrió ayer cuando Obama visitó Estrasburgo para la reunión de la OTAN y en el marco de su primer viaja e Europa, tras la cumbre de líderes del G-20 en Londres donde analizaron medidas para enfrentar la crisis económica global.

Aunque Francia ya dio su beneplácito a recibir presos, sólo un prisionero de la base naval que ocupa EE.UU. en Cuba (donde hay cientos de acusados de "terroristas", sin juicio alguno y en su mayoría árabes) será acogido por ahora en tierra francesa, según dijo Sarkozy.

"Guantánamo no correspondía a los valores norteamericanos ... y me siento orgulloso y feliz que EE.UU. la cerrará'', dijo el presidente galo.

Varios países europeos se ofrecieron para recibir a esos ex detenidos, como España y Portugal. Pero habrá que ver la reacción concreta.

Preguntado si Francia aceptaría alguno de los prisioneros, Sarkozy respondió, "Si somos coherentes, debemos decir que sí. No podemos criticar a EE.UU. por tener ese campamento y luego ignorarlos cuando lo cierran''.

También sostuvo: "Francia sólo tiene una palabra. Sí, hemos hablado (del asunto). Sí, nos hemos puesto de acuerdo, y sí, es lógico y coherente" acoger a un detenido de Guantánamo, afirmó.

Obama prometió cerrar la prisión, tras años de críticas de grupos de defensa de los derechos humanos.

Por eso firmó el 22 de enero un decreto que prevé el cierre de Guantánamo antes de un año, y su gobierno se dedica a estas horas a examinar los expedientes de cada uno de los cerca de 245 detenidos actuales.

De ellos, varios serán liberados y Estados Unidos no quiere enviarlos a sus países de origen, donde considera que podrían ser perseguidos.

Por esa razón, la Casa Blanca espera que terceros países se hagan cargo de la reinserción de esos detenidos, algunos de ellos desde hace siete años, sin cargos ni acusaciones formales.

Comentá la nota