Guantánamo: denuncian que la información sobre presos está dispersa e incompleta.

Luego de que el presidente de los EEUU ordenara el cierre de la prisión, salieron a relucir las falencias de la cárcel. Funcionarios dijeron que faltan expedientes completos.
La orden del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, de cerrar la cárcel en la base naval de Guantánamo en un año enfrenta varios obstáculos, entre ellos la falta de expedientes completos de los casos de muchos de los 245 detenidos, informó el diario The Washington Post en su versión online.

El artículo del periódico, que cita a altos funcionarios no identificados y ex fiscales militares, dice que los funcionarios de Obama encontraron que la información sobre los prisioneros estaba "disperada a través de todo la rama ejecutiva".

The Washington Post citó un escrito del Darrel Vandeveld, ex fiscal militar en Guantánamo, quien pidió ser relevado de sus tareas diciendo que la evidencia estaba "esparcida por las oficinas de la fiscalía en cajones de escritorios, en estanterías, embalada en contenedores plásticos vagamente etiquetados, o simplemente apilada sobre los escritorios".

Un portavoz del Pentágono dijo al periódico que creía que los expedientes de los casos individuales estaban "amplia- y suficientemente organizados". Sin embargo, varios funcionarios de la administración Bush confirmaron al Post que los expedientes estaban incompletos y que varias agencias, incluyendo la Agencia Central de Inteligencia (CIA), tenían información sobre diferentes casos, que estaban poco dispuestas a compartir.

El jueves, Obama ordenó cerrar la prisión en la base militar de Guantánamo antes de un año, además de tomar otras medidas para evitar que se torture a detenidos.

No está claro qué ocurrirá con los prisioneros, la mayoría de los cuales han estado detenidos durante años sin que se eleven cargos y se los enjuicie.

Comentá la nota