Gualeguaychú reconoce que se evalúa levantar el corte de Arroyo Verde contra Botnia.

Jorge Fritzler, uno de los integrantes de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, sostuvo este lunes que están dispuestos a negociar con el gobierno para levantar los cortes de ruta contra la pastera Botnia a cambio de ciertas conseciones.
Jorge Fritzler, uno de los integrantes más férreos de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, sostuvo ayer que esa organización ambiental está dispuesta a negociar con el gobierno para levantar los cortes de ruta contra la pastera de Botnia a cambio de la concesión de una serie de reclamos. Entre los condicionamientos se incluyen medidas que afectarían las relaciones comerciales entre Argentina y Uruguay, al menos en el sector privado.

En paralelo, y luego del fracaso en el intento de corte en el puente internacional General Artigas, que une Colón con Paysandú, el gobernador Sergio Urribarri, analiza volver a sentarse a dialogar con los vecinos de las tres asambleas en los próximos días, con el objetivo de alcanzar algún punto de acuerdo que permita liberar el bloqueo de la ruta 136.

“Siempre hemos escuchado y estamos dispuestos a conversar para levantar el corte. Pero que quede bien en claro que no vamos a aceptar sólo un dulce a cambio”, señaló Fritzler.

A pesar de su predisposición a avanzar en el diálogo, el gobierno nacional duda de que efectivamente obtenga el éxito político de liberar el puente General San Martín, y se conforma, por el momento, con que los vecinos entrerrianos desistan de la idea de bloquear los tres pasos fronterizos hacia Uruguay.

Por ello, los funcionarios nacionales celebraron el “éxito” en el dispositivo de seguridad de la Gendarmería en el acceso al puente General Artigas el pasado fin de semana, que impidió el corte sin enfrentamientos, y evalúan ahora que los asambleístas se encuentran en una posición de “debilidad” para sostener las medidas de fuerza e imponer condiciones para la negociación.

“La protesta ha perdido contundencia. Hubo un claro mensaje de la sociedad de que no está para sostener un corte que en un momento sirvió, pero ya no”, señalaron a NA fuentes del gobierno nacional”.

Condiciones para levantar el corte

Si bien con el desgaste de las protestas los asambleístas abandonaron el objetivo de máxima, que era el cierre de la planta de Botnia en Fray Bentos, reclaman ahora una abultada batería de medidas para levantar el bloqueo en el paraje de Arroyo Verde.

En ella figura “la sanción de la ley de la madera” en el ámbito del Parlamento Nacional para evitar que se comercialice madera a Botnia desde la Argentina; “la puesta en práctica del Código Aduanero” para evitar que empresas argentinas comercien con la planta, “y que rueden algunas cabezas”.

Concretamente piden que sea desplazado el titular del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Enrique Martínez, y que se exhorte al gobierno de Uruguay a que notifique a los directivos de Botnia para que se presenten a declarar en el país por “tentativa de contaminación”.

“Si empiezan las concesiones se podría llegar a conversar levantar los cortes, sino no”, completó Fritzler, quien se encuentra a la cabeza de la planificación de nuevas protestas en Buenos Aires y Uruguay, entre ellas posibles manifestaciones frente a las embajadas de Finlandia y Uruguay, o de alguna acción en la terminal porteña de Buquebús.

El gobierno provincial no haría lugar a tales reclamos, pero no descarta algún gesto mientras espera que “el proceso interno de debate en la asamblea evolucione hacia posturas medio duras”, teniendo en cuenta que Urribarri “está dispuesto a buscar junto a ellos alternativas de protesta y concientización en el marco de acciones lícitas”, señalaron fuentes de la Casa Gris.

Comentá la nota