Gualeguaychú: asambleístas no descartan levantar corte

Los activistas más radicalizados estarían dispuestos a dejar de interrumpir el tránsito a Uruguay en caso de que el Gobierno responda a una larga lista de reclamos que le presentarán en los próximos días formalmente en una reunión
Jorge Fritzler, uno de los integrantes más duros de la Asamblea de Gualeguaychú, sostuvo que esa organización ambiental está dispuesta a negociar con el Gobierno para levantar los cortes de ruta contra la papelera de Botnia a cambio de la concesión de una serie de reclamos.

En paralelo, luego del fracaso en el intento de corte en el puente internacional que une Colón con Paysandú, el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, analiza volver a sentarse a dialogar con los vecinos de las tres asambleas en los próximos días, con el objetivo de alcanzar algún punto de acuerdo que permita liberar el bloqueo de la ruta 136.

"Siempre hemos escuchado y estamos dispuestos a conversar para levantar el corte. Pero que quede bien en claro que no vamos a aceptar sólo un dulce a cambio", señaló Fritzler en declaraciones a Noticias Argentinas.

Si bien con el desgaste de las protestas los asambleístas abandonaron el objetivo de máxima, que era el cierre de la planta de Botnia en Fray Bentos, reclaman ahora una abultada batería de medidas para levantar el bloqueo en el paraje de Arroyo Verde.

En ella figura "la sanción de la ley de la madera" en el ámbito del Parlamento Nacional para evitar que se comercialice madera a Botnia desde la Argentina; "la puesta en práctica del Código Aduanero" para evitar que empresas argentinas comercien con la planta, "y que rueden algunas cabezas".

Concretamente piden que sea desplazado el titular del INTI, Enrique Martínez, y que se exhorte al Gobierno de Uruguay para que notifique a los directivos de Botnia para que se presenten a declarar en el país por "tentativa de contaminación".

"Si empiezan las concesiones se podría llegar a conversar levantar los cortes, sino no", completó Fritzler, quien se encuentra a la cabeza de la planificación de nuevas protestas en Buenos Aires y Uruguay, entre ellas posibles manifestaciones frente a las embajadas de Finlandia y Uruguay, o de alguna acción en la terminal porteña de Buquebús.

Comentá la nota