Gualeguay: Busti y Urribarri duros con Montiel y De Ángeli en un acto

Apelando a la unidad del peronismo de Gualeguay, al menos hasta el 28 de junio, y denostando adversarios, el Justicialismo cerró el viernes su corta campaña en el departamento ante unas 700 personas reunidas en el Club Atlético Urquiza.
A la cita, invitaciones previas de por medio, no faltó nadie: los máximos referentes del PJ local estuvieron y se treparon como pudieron al escenario. Jorge Busti, tres veces gobernador de la Provincia, y Sergio Urribarri actual mandatario, encabezaron el acto vaticinando un triunfo en las elecciones del próximo domingo.

"Aprovecho –dijo Busti a El Día de Gualeguay- para llamar a la reflexión a los dirigentes de Gualeguay. Como decía el General Perón, hay que distinguir lo principal de lo accesorio, cuáles son los momentos para pelear y cuáles son los momentos para juntarnos. Si nosotros, con las diferencias que hemos tenido en torno al conflicto del campo, en el orden provincial, con las diferencias de visiones sobre el estilo del gobierno nacional, nos hemos juntado en función de fortalecernos, en Gualeguay también tienen que hacer ese esfuerzo los dirigentes. Y el debate deben darlo puertas adentro, no por los medios de comunicación".

También Sergio Urribarri pidió por la unidad y vaticinó que ‘el 28 de junio ganaremos en todos los departamentos". Confirmó que volverá para inaugurar una planta industrial en Galarza y que apoyaría una eventual candidatura de Jorge Busti para conducir el partido a nivel nacional. El que ligó duro y parejo fue el ex gobernador Sergio Montiel a quien Busti trató de ‘caradura’ durante la conferencia de prensa. "A esta provincia la fundió Montiel. Es un caradura que ha sacado un comunicado, en un ataque permanente a nuestros candidatos y a mi persona. El dejó la provincia con 7.000 recursos de amparo, con ocho meses de sueldo adeudados a las Amas de Casa, a los jubilados y con una deuda flotante de 280 millones a proveedores y contratistas. Nosotros la reconstruimos y la pusimos en marcha y luego el compañero Sergio Urribarri que le dio un impulso impresionante a la obra pública, sobre todo la parte vial", evaluó Busti.

El gobernador Urribarri dejó algunas definiciones sobre el conflicto docente. "Vamos a seguir trabajando para que cuando el excedente presupuestario lo permita poder dar aumentos. Hemos sido la provincia que más aumento dio en todo el país. Nosotros tenemos varias obligaciones que son los servicios pero también somos concientes que la economía del estado es la columna que sostiene a toda la provincia y debemos ser responsables cada vez que tomamos una decisión en materia de erogaciones. Los docentes están en todo su derecho de hacer paro pero no pagar los días no trabajados es una decisión que no se cambia".

El acto

Apretujados arriba del escenario, Busti, Urribarri y Barrandeguy quedaron en el centro de la escena. Casi como respondiendo a sus respectivos alineamientos, a la izquierda de Busti se pegó Vittulo y el ex diputado nacional José Carlos Ramos. A la derecha de Busti y más cercano a Urribarri quedó el intendente Luis Erro. Atrás, el actual diputado José Jodor trataba de asomar la cabeza para aparecer bien en las fotos y en las cámaras. El que arrancó el fuego fue Aníbal Brugna, que habló en representación del movimiento obrero, a la postre el organizador del acto. Después fue el turno de Jorge Busti que volvió a fustigar a la oposición. Desde la primera fila el Decano de los Forenses de la Provincia, Jorge Míguez Iñarra escuchaba con atención.

"Los principal hoy en Entre Ríos es la unidad para defender lo que hicimos desde el 2.003 que encontramos una provincia fundida por los radicales. Cobrar los sueldos era una aventura y las amas de casa se moría sin cobrar lo que les correspondía. Era un estado desertor, donde se reprimía a los que protestaban. Estos son los maestros ciruela lo que ahora nos quieren enseñar. Con el gobernador tenemos miles de kilómetros juntos y esta provincia se puso de pie", arrancó Busti. "Acá nos jugamos si avanzamos o retrocedemos. La derecha no viene por nuestros errores sino por nuestros aciertos. El debate de Gualeguay hay que dejarlo para después. Tenemos que juntarnos para movilizar al peronismo –prosiguió-. Si en Gualeguay ganamos el peronismo se va a fortalecer. Porque las peleas de los dirigentes siempre perjudican a los compañeros de los barrios". Durante sus palabras, Busti criticó que "los radicales entregaron su boina blanca a los pooles de siembra" y que "no tienen ni por asomo la lista que tenemos nosotros".

A su turno, Raúl Barrandeguy, enarboló como la mayoría de los candidatos la bandera del federalismo. "No nos pueden venir a contar a nosotros como se defienden los fondos de la provincia. En su primera gobernación Busti dispuso plantear una demanda contra el estado nacional. No nos pueden contar a nosotros cómo se defienden los recursos federales los que votaron y avalaron los pactos fiscales", disparó. Un tanto disfónico, Sergio Urribarri, también pidió por la unidad y opinó que "se discute en estas elecciones qué clase de país queremos". Hubo palos fuertes para el ex gobernador Sergio Montiel. Urribarri dijo que "tuvimos una doble crisis en Entre Ríos. La crisis nacional que hizo que un presidente se vaya en helicóptero y la crisis de un intolerante, un loco, que emitió bonos por cientos de miles de millones de pesos y terminó de fundir la provincia. No tenemos memoria frágil, lo recordamos y sabemos de muchos entrerrianos que la pasaron muy mal. En nombre de ellos unámosnos para el 28 de junio".

Lo que dijo "un desbocado hace unas horas –agregó el mandatario en relación a De Angeli- no fue un exabrupto, es lo que realmente piensa. Pero eso no lo piensan los entrerrianos. Eso es el pensamiento vivo del atraso, la decadencia en boca de uno que dice que va a renovar la política argentina. Para nosotros los trabajadores rurales son nuestras prioridad".

El final del acto llegó con la marcha interpretada con Hugo Del Carril y, casi como un reflejo de las diferencias, cada uno para su lado. Urribarri a Gualeguaychú, Busti a Paraná y los referentes locales a rumiar cada uno los reclamos de unidad de los líderes provinciales. ¿Habrán escuchado?

Comentá la nota