En Grutly brindan agua no apta para el consumo humano

Un duro informe del Ente Regulador intima a la Comuna a "suministrar agua potable sometida a un correcto procedimiento de desinfección".
Numerosas repercusiones tuvo la nota referida a la situación que se plantea en la comunidad de Grülty, en el departamento Las Colonias respecto del agua.

La realidad es que la distribución del agua que se realiza, de la cual es responsable la Comuna de la localidad, de acuerdo a los resultados brindados por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios de la Provincia (ENRESS) no es apta para el consumo humano. Y es una situación que tiene casi un año y medio.

Y esto se conoce desde hace un tiempo prolongado por parte de las autoridades.

Una comunicación del 14 de setiembre del año pasado por parte del entonces Ministerio de Obras, Servicios Públicos y Vivienda, y del Ente Regulador de Servicios Sanitarios informa "sobre los resultados de los análisis de control de calidad del agua suministrada por la Comuna de Grütly, efectuados por este órgano de control en la última inspección del 10 de julio del 2007".

De la lectura del mismo se desprende que los parámetros Cloruros, Sulfatos, Nitratos, Sodio y Residuo seco a 180 ºC no cumplen con el Límite Obligatorio, mientras que los valores Arsénico cumplen con el Límite Recomendado, establecidos en el Anexo A de la Ley Nº 11.220

Respecto del Arsénico señala posteriormente el documento: "Cabe agregar que en los análisis del corriente año es cuando los parámetros Nitratos y Arsénico comienzan a no cumplir los límites establecidos en las Normas deCalidad".

También dice el ENRESS: "La calidad del agua por sus características químicas no es apta para la bebida, lo cual ha sido notificado fechacientemente a la Comuna de Grütly, informándole además sobre el riesgo para la salud de los usuarios del servicio".

Asimismo, los controles de este Ente, han determinado reiteradas deficiencias en la desifección del agua distribuida por el prestador, lo cual ha dado lugar a la iniciación de un procedimiento sancionatorio, lo cual se tramita por expediente Nº 16.501-0009562-1.

Adémás se informa que el ENRESS intimó a la Comuna a "suministrar agua potable sometida a un correcto procedimiento de desinfección, requiriéndole del PMD año 2007 que contemple la realización de obras destinadas a alacanzar los niveles de calidad prescriptos en el Anexo de la Ley 11.220".

Firma la documentación el doctor Alfonso Lassaga, del ENRESS.

El informe oficial además contiene los protocolos, como prueba de los dichos, por ejemplo, con los sulfatos en un nivel de existencia de 580, cloruros en 450, nitratos en 58, residuo seco en 2.450, bacterias aerobias en 300, cloruros residual 0,05 y arsénico en 60.

Allí se hace esta conclusión: "Los valores subrayados no cumplen el límite obligatorio establecido en el Anexo A de la Ley Nº 11.220.

La concentración de Cloro Libre residual no cumple el límite recomendado establecido por el Anexo A de la Ley Nº 11.220".

Informar y suministrar dos litros de agua por día

Al no corregirse las anomalías, el ENRESS resolvió, entre otros temas que la Comuna debe proveer a los usuarios dos litros de agua por habitante y por día, bajo apercibimiento de iniciar proceso sancionatorio. Y que se incorpore en el reverso de las facturas que emite la prestación del servicio la siguiente leyenda: "Señor Usuario, su prestador le debe entregar diariamente para el consumo y para la preparación de alimentos, 2 litros diarios de agua potable, por cada habitante de su vivienda. Diríjase a su prestador, para que le informe cómo acceder a ellos. Exíjalo. Es su derecho. Estará protegiendo su salud y la de los suyos".

Además el Ente Regulador resolvió determinar primero el incumplimiento por parte de la Comuna de Grütly en el servicio e inciar la aplicación de sanciones.

Niños y embarazadas

La comunidad de Grütly tiene 650 habitantes. Se ubica en el departamento Las Colonias.

Vecinos del lugar han dicho a este medio que los médicos y especialistas les pidieron, a las mujeres embarazadas y madres de niños pequeños, que no beban el agua y no cocinen con la misma y menos que les dieran biberones con estas aguas.

Las aguas al hervir fusionan los metales, sales y demás elementos químicos, incorporándose en forma residual al cuerpo humano como tóxicos.

En los casos de las madres embarazadas y de los bebés, puede ser grave y hasta fatal.

Ya en Esperanza hubo un caso en este sentido, en zona rural norte cercano al Río Salado, no hace mucho tiempo atrás. Allí murió una criatura por la potenciación que logran alcanzar los metales en fusión con el calor, en la cocción de los alimentos.

Fideos blancos y negros

"Hicimos la prueba. Hervimos fideos con agua buena y la que nos proporciona la Comuna. El fideo primero cocido fue normal, el segundo era oscuro" nos dijo un vecino.

"El 80 por ciento del pueblo compra el agua para beber a un costo de 100 pesos mensuales. Muchos cocinan con el agua de la Comuna, porque razones económicas" sentencionaron.

La Comuna sigue cobrando los 21 pesos del servicio, manifiestan los vecinos. "El presidente comunal Antonio Spinelli ya no vive en Grütly, sino en Esperanza, en calle Schneider al 2.500" dieron a conocer.

Significativo

Tanto en la Escuela Primaria como de Nivel Secundario de la localidad el Ministerio de Educación habría determinado que se coloquen dispensers con agua y que los niños y comunidad educativa no beban del agua proporcionada por la Comuna.

El caso fue denunciado ante los organismos oficiales por parte de los vecinos, e incluso a la Justicia ordinaria y ante el Defensor del Pueblo de Santa Fe en los últimos días. Al parecer hay un convenio firmado por parte de la Comuna con el gobierno santafesino, para que la bomba de osmosis inversa que se encuentra en la localidad de Bouquet-quien recibiría agua potable de red por el nuevo acueducto- pase sin cargo a la Comuna de Grutly, la cual debe hacer los trabajos necesarios para implantarla y abonar el traslado.

La comunidad de Grurly leva 15 meses en este problema serio y muchos se preguntan por qué pagan un servicio que es tóxico para la salud y pone en riesgo sus vidas, aunque oficialmente nadie les ha dado una respuesta.

Comentá la nota