GRUTAS Misterios de la Circunvalación

Están armadas a la orilla del anillo. Hay desde construcciones que recuerdan la pérdida de un familiar hasta vírgenes.
Permanecen inmóviles y sin gente que las reconozca alrededor. Son las grutas que han sido colocadas en las orillas de la Avenida de Circunvalación como testimonio de alguna persona que quiso dejar su marca, ya sea como una forma de agradecimiento, pidiendo protección o como un símbolo de alguien que perdió su vida en el lugar. Los vecinos de las zonas en las que han sido colocadas no identifican su procedencia y ni siquiera advierten desde cuándo están ahí: son un misterio.

Una pequeña casa, con techo marrón a dos aguas, colocada sobre cuatro cerámicos del mismo color, llama la atención desde lejos. Con una cruz en el frente y flores colocadas en su interior, parece ser el testimonio del familiar de alguna persona que perdió su vida en el lugar. Está ubicada al lado de la avenida pasando el cruce de la calle Abraham Tapia, donde los autos transitan a gran velocidad sin que los conductores se percaten de aquella construcción.

En el lugar también hay grutas identificadas, pero como están al lado de la calle, nadie las reconoce. Es el caso de la construcción de piedras y cemento ubicada en Circunvalación antes del cruce del Acceso Sur. La fecha que hay escrita en una placa demuestra que lleva muchos años allí, es el 28 de octubre de 1996. Y a su lado se lee un nombre: Juan Plácido Donato. En la gruta se puede ver también una patente y cactus de distintas especies plantados alrededor.

A kilómetros de distancia, en Lateral de Circunvalación y Necochea, alguien ha montado un homenaje al Gauchito Gil. Las banderas rojas colgadas en un árbol y un gran póster con la imagen del difunto señalan la presencia de la gruta. Velas, flores, estampitas y hasta la imagen de la Virgen de Lourdes han sido colocadas dentro de la construcción de cemento. Los trabajadores del taller que está enfrente no recuerdan cuándo la hicieron, pero dicen que suelen ver gente que llega al lugar de noche a prender velas.

También hay algunas imágenes de vírgenes. En Circunvalación antes de Libertador, por ejemplo, un vecino colocó frente a su casa una pequeña estatua de la Virgen con un rosario en sus manos dentro de una construcción de cemento.

Así, sin que los conductores que circulan todos los días por la vía rápida adviertan su presencia y sin que los vecinos sepan quién las colocó, las grutas se mantienen en pie demostrando la intención o el recuerdo de alguien.

Comentá la nota