Un grupo de vecinos devolvió medidores de Aguas de Salta

Ayer protestaron en la puerta de la empresa y dejaron 28 aparatos.
Alrededor de 30 personas de los barrios San Remo, Miguel Aráoz e Intersindical sacaron los medidores de agua de sus viviendas y los trasladaron ayer hasta las oficinas de Aguas de Salta. En total dejaron 28 aparatos. Ellos aseguran que éstos no funcionan correctamente y por eso se les sobrefactura el servicio. También se quejaron porque "a los medidores se los instalaron sin permiso".

La protesta se inició cerca de las 9.30. Empleados de la empresa escucharon los reclamos y recibieron los medidores. Voceros de Aguas de Salta señalaron que ésta es la segunda vez que ocurre en este 2009. "La primera devolución se registró a principios de mes", agregaron.

En los próximos días se reinstalarán los medidores en estas viviendas de la zona sur. Los vecinos tendrán que asumir los costos de estos trabajos ya que rompieron parte de la vía pública para sacarlos. Si vuelven a sustraerlos, la empresa procederá a la restricción del servicio.

"Son necesarios"

Desde Aguas de Salta indicaron que el agua potable es un servicio esencial para la comunidad, por eso debe prestarse bajo condiciones que aseguren su regularidad y su continuidad. Así, la implementación de medidores tiene como finalidad "la distribución equitativa de tan preciado y escaso recurso natural, que hay que aprender a cuidar".

A través de un comunicado también señalaron que "la ley provincial N� 6834 y el art. 25� del marco regulatorio aprobado por el decreto N� 2837/96, establecen que dentro de las obligaciones legítimas que desarrolla esta sociedad prestadora, el régimen tarifario de consumo medido será de aplicación obligatoria en todos los casos".

Los usuarios que tengan dudas sobre su medidor podrán solicitar una visita programada al Banco de Pruebas en Alto Molino.

Para eso, tienen que comunicarse al 0800-777-8777.

Comentá la nota