El grupo Roggio crea empresa para fabricar vagones y locomotoras

El holding que ya opera en el sector del transporte ferroviario a través de Metrovías y otras de sus firmas controladas busca ahora competir de manera más agresiva
Llevando adelante esa máxima empresarial de entrar, posicionarse, capacitarse y abrir una nueva unidad de negocio, Roggio suma otro proyecto comercial a su holding. Acaba de crear la empresa Benito Roggio Ferroindustrial con el objetivo de entrar de lleno en el negocio ferroviario donde ya opera a través de otras de sus empresas controladas como Metrovías.

Esta nueva sociedad nació con una inversión inicial de apenas $ 2 millones pero con aspiraciones muy grandes de participar de todos los eslabones del negocio. Hasta se plantea como la empresa que el grupo utilizará para participar en futuras concesiones de líneas ferroviarias.

Aunque en esta primera instancia sólo hará trabajos de mantenimiento, también podrá fabricar locomotoras, vagones y participar de la explotación comercial del transporte. Por estatuto además podrá actuar como consultora especializada que brinde asesoramiento, asistencia técnica y comercialización de servicios de transporte.

Para este fin se encuentra terminando de armar un taller en la localidad cordobesa Juárez Celman que, si bien aun no está totalmente operativo ya se encuentra funcionando y que además buscará ofrecer sus servicios a toda la industria.

"Queremos aplicar el conocimiento que adquirimos en estos años y para eso desarrollamos una nueva unidad de negocios que tiene como fin proveer de servicios al resto de la industria ferroviaria argentina en una primera instancia, y más adelante a la región", reconoció Juan Ordoñez, director de Relaciones Institucionales del Grupo Roggio. "Tarde o temprano habrá que mejorar el ferrocarril, y con eso el de las locomotoras y los vagones, y nosotros tenemos personal que adquirió conocimiento por haber trabajado en Metrovias y en los ferrocarriles Urquiza y Belgrano Cargas", agregó el ejecutivo.

De todas formas, el vocero del grupo empresario cordobés se refirió a que esta empresa no atenderá "solamente" al material rodante de los ferrocarriles en donde participa el grupo sino que buscará competir con el resto de las empresas que ya operan en este segmento.

Uno de los principales actores del mercado es Sergio Taselli, ex concesionario de la línea Roca y dueño del taller ferroviario Metalfer.

Taselli hizo su aparición en el mundo de los negocios en 1993 cuando el ex ministro de Economía Domingo Cavallo le adjudicó a una de sus empresas la explotación de Yacimientos Carboníferos Fiscales con un contrato que aseguraba la venta de la producción durante 10 años y un subsidio de unos u$s 16 millones anuales. En el negocio ferroviario hizo su debut a fines de los 90 como accionista de Trenes Metropolitanos ya que adquirió el 51% de las acciones de la empresa que opera las líneas Roca y Belgrano Sur.

Otro de los grupos con los que se deberá enfrentar el holding cordobés es el de los hermanos Mario y Claudio Cirigliano, actualmente a cargo de la concesión de Trenes de Buenos Aires (TBA). Se trata de la empresa que opera las ex líneas Sarmiento y Mitre. Los Cirigliano también controlan la firma Emprendimientos Ferroviarios (Emfer) dedicada a la fabricación de material ferroviario. Además son dueños del Grupo Plaza, principal accionista de Comercio Metropolitano de Transporte (Cometrans) y de Tecnología Avanzada de Transporte (TATSA) dedicada a la fabricación de colectivos.

Comentá la nota