Un grupo de mujeres tomó la Municipalidad de Santa Rosa.

Similitud: el caso fue igual al sucedido el martes en la ciudad de General Pico, aunque el reclamo en la norteña localidad fue hecho por las integrantes del Plan Madres. Se entrevistaron con Torroba y con algunos concejales. Estuvieron acampando en el hall del municipio desde las ocho de la mañana hasta las ocho de la noche.
Un grupo compuesto por una 15 mujeres beneficiarias de planes Jefas de Hogar tomó ayer por 12 horas la Municipalidad de Santa Rosa en reclamo del pase a la planta permanente de la comuna. “Nos prometieron que el viernes (por mañana) nos dan una respuesta a acorde a lo que pedimos... así que confiamos una vez más en ellos y decidimos levantar la toma al menos hasta ese día”, le dijo anoche a El Diario una de las protagonistas de la protesta.

Una vez que la toma trascendió a los medios de comunicación, el intendente Francisco Torroba se reunió con algunas de las mujeres en horas de la mañana. También hablaron con algunos concejales, entre ellos el viceintendente Guillermo Di Liscia, Cristina Requejo, Marcos Cuelle y Alicia Iribarren. Sin embargo, no se pusieron de acuerdo y la ocupación del municipio se extendió durante todo el día.

Recién llegado el atardecer el grupo de beneficiarias pudo acceder a otra reunión de la que participaron funcionarios del Ejecutivo y concejales del oficialismo. Fue allí donde les arrancaron el compromiso de que el mañana mismo les den una solución a su precaria situación laboral.

Promesas

“Si el viernes cuando nos reunamos de nuevo no nos dan una respuesta que nos convenza, bueno... volvemos a tomar la municipalidad el tiempo que sea necesario porque a nosotros con promesas no nos va a arreglar”, dijo a modo de advertencia en diálogo con El Diario una de las manifestantes.

“Nosotros hace entre 8 y 9 años que estamos con este plan... trabajamos de lunes a sábados en los comedores y en el Ayelén. En total somos 50 planes los que estamos en esta situación, sin horas extras y sin nada. Así no podemos vivir, no podemos seguir más”, testimonió otra de las mujeres

Las mujeres recordaron que “nosotros ya tuvimos una reunión con este señor Torroba cuando entró (como intendente) y nos prometió un contrato... pero pasa el tiempo y nosotros seguimos igual”.

También señalaron que los funcionarios de la anterior gestión provincial -entre ellos el ex ministro Sergio Zillioto y el ex funcionario Claudio Alou- las obligaron a renunciar a un plan de trabajo en la etapa previa al blanqueo que se realizó con la ley 2343.

“Nosotros estamos trabajando hace años, sin embargo quedamos a lo último. Estoy indignada. Nosotros confiamos en él. Estamos reconfiadas”, dijo Marta Santillán hablando del intendente Francisco Torroba en el programa radial Plan B.

“Queremos seguir trabajando. Le cumplimos cinco horas por día. Estamos pidiendo una obra social para nuestros hijos. Supuestamente nos iban a dar prioridad a nosotras, pero nos enteramos que contrataron 20 maestras jardineras y nos pasaron por arriba”, agregó.

Las beneficiarias del plan Madres reciben de 450 a 550 pesos mensuales, con la obligación de escolarizar a sus niños. En cambio, las mujeres del Plan Jefas de Hogar cobran 150 pesos de Nación y otros 400 de la Municipalidad de Santa Rosa por el trabajo que realizan en los comedores municipales y en el programa Ayelén de lunes a sábados.

Comentá la nota