EL GRUPO ES LIDERADO POR NÉSTOR “COLITA” QUEVEDO Ex francolinistas de Castilla impulsan la formación de una nueva agrupación

El regreso al Partido Justicialista del sector liderado por Héctor Francolino y su alianza con la agrupación de Julián Domínguez no contó con el aval de todos los integrantes de la agrupación. Uno de los más molestos con esa decisión es Néstor “colita” Quevedo, que fue delegado municipal en Castilla durante la intendencia de Francolino.
Ayer, en diálogo telefónico con De Hoy, Quevedo anunció su alejamiento de ese sector y dijo que trabajará en la formación de un movimiento político que se llamará Acción Castillense, o con el cual se buscará que las autoridades de Chacabuco le presten más atención a aquella localidad.

“Yo fui francolinista pero ahora dejé de serlo porque las falsedades no me gustan. Si ayer hablaba mal de (Darío) Golía y (Julián) Domínguez, ¿cómo hoy me voy a juntar con ellos?”, dijo Quevedo, utilizando un argumento muy similar al esgrimido por Aldo “Quico” Bracchi, que también se alejó de la línea 8 de Septiembre.

El ex delegado dijo que su opinión es compartida por el grueso de los militantes francolinistas que había en Castilla, los cuales tuvieron un gran protagonismo en las últimas elecciones. De hecho, en dichos comicios el ganador en la localidad fue el ex candidato del Frente para la Victoria, Juan Quadrelli, por más de 150 votos.

Quevedo usó duros términos para referirse a la actitud asumida por Francolino de aliarse con el dominguismo. Más crítico aun fue al hablar de Darío Golía, con cuya gestión no coincide.

“¿Yo de acuerdo con Golía? ¡Por Dios!, de ninguna manera”, afirmó el dirigente, que, entre otras cosas, le endilgó al Intendente haber destinado miles de pesos para contrataciones de artistas que actuaron en la Fiesta de la Primavera de Rawson, mientras que en Castilla se tienen que hacer rifas para comprarle una ambulancia al Hospital.

“Yo con esta gente no estoy de acuerdo para nada”, dijo Quevedo, que también criticó al actual derogado de Castilla, Alberto Santos. Asimismo, dijo que el movimiento político que quiere formar no sólo estará integrado por peronistas, sino también por vecinos de la localidad de distintas ideologías.

Colita Quevedo estuvo al frente de la Delegación de Castilla entre 1991 y 1995. Años después, junto a vecinos como Mario Pérez, Oscar Mallarini y Carlos Parada integró un grupo que impulsó el traspaso de Castilla al partido de Suipacha.

“Desde Chacabuco no nos tienen en cuenta para nada”, se lamentó ayer Quevedo. Actualmente, el ex delegado reside de lunes a viernes en Buenos Aires, donde es encargado de un edificio, y regresa a la localidad los fines de semana.

Entre quienes tampoco están de acuerdo con la alianza realizada por Francolino con Domínguez se encontraría el ex concejal Rafael Rodríguez, que durante su mandato como edil cuestionó severamente el manejo de las cuentas municipales por parte de Darío Golía.

> El FPV espera reunirse con Golía

Los concejales del Frente para la Victoria ahora aliados del oficialismo, esperan mantener en los próximos días una audiencia con el intendente Darío Golía, para plantearle alguno de los proyectos que impulsan desde que actuaban en forma separada del Partido Justicialista. La reunión podría concretarse en los próximos días e incluiría a la totalidad de los integrantes del bloque PJ-FPV.

Comentá la nota