El grupo controlante de Metrogas pidió el concurso preventivo

Busca frenar varios pedidos de quiebra presentados por sus acreedores contra la distribuidora de gas y negociar una salida que podría incluir el ingreso de un nuevo accionista
Con las tarifas congeladas desde hace ya mas casi seis años y con la imposibilidad de incorporar un nuevo accionista como parte de su plan de reestructuración de una deuda por u$s 100 millones, el holding controlante de Metrogas decidió solicitar a la Justicia la apertura de su concurso preventivo de acreedores.

Se trata de Gas Argentino S.A (GASA), sociedad compuesta por British Gas (54,77%) e YPF (45,33%), que controla el 70% de la principal distribuidora de gas del país y que ayer presentó el pedido ante el Juzgado Comercial Nº 9 de esta Capital con la intención de frenar varios pedidos de quiebra planteados por varios fondos de inversión.

Estos problemas con sus acreedores comenzaron luego de que fracasara el ingreso de otros dos fondos inversores a la sociedad -Ashmore y Marathon- debido a que el Gobierno impidió la operación que había sido consensuada como parte de la reestructuración de su pasivo.

El acuerdo, firmado en diciembre del 2005, autorizaba a los acreedores a darlo por terminado si no se cumplían ciertos requisitos, como la autorización de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que nunca se expidió.

El convenio caído implicaba entregar a Ashmore y Marathon la totalidad de las acciones clase B (19,2% y 80,8% respectivamente) y el ingreso de Ashmore como accionista de Gas Argentino con el 30% del capital.

El restante 70% de Gas Argentino quedaría repartido entre British Gas y Repsol YPF con el 38,3% y el 31,7%, respectivamente. A su vez, Gas Argentino mantenía el control de Metrogas aunque con un 51% de las acciones.

El Gobierno tampoco le dio hasta ahora luz verde al grupo para retocar las tarifas de Metrogas, congeladas desde la llegada del kirchnerismo al Gobierno en 2003, a pesar de existir un acta que permite esta readecuación con el compromiso de que lo recaudado vaya a parar a un fondo fiduciario.

Ahora, GASA optó por el mismo camino legal que también comenzaron a recorrer otras compañías de servicios públicos privatizadas relacionadas con el sector gasífero como TGN, TGS y Camuzzi Gas Pampeana, entre otras.

Según pudo saber El Cronista, la decisión fue tomada ayer por los directores de British Gas ya que la compañía británica tiene a cargo la operación de GASA en la cual Repsol YPF no participa de la dirección y sólo se mantiene como un accionista meramente espectador.

Y se tomó luego de analizar otras opciones para hacer frente a los pedidos de quiebra presentado por, entre otros, el fondo inversor Coolbrand. Este fondo, con sede en Canadá y acreedor de GASA había logrado que el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Comercial 20 dispusiera un oficio de embargo que alcanza a las acciones de Metrogas valuadas en u$s 7,6 millones. La solicitud de la apertura del concurso preventivo fue comunicada por directivos del grupo al Gobierno nacional con el cual venía intentando recomponer una relación que rozaba lo conflictivo.

GASA también envió un comunicado a la Bolsa de Comercio de Buenos ya que el 20% de las acciones de Metrogas cotizan en ese ámbito y en la Bolsa de Nueva York, mientras que el 10% restante está en manos de los trabajadores a través del Programa de Propiedad Participada (PPP).

El año pasado otro fondo inversor, Amanda Venture, también logró un embargo sobre las acciones de Gas Argentino con un razonamiento similar al planteado por Coolbrand.

Con la apertura del concurso preventivo, la sociedad intentará negociar nuevamente con sus acreedores de una forma similar a la encarada en 2005 cuando había cedido parte del control de Metrogas a Ashmore y Marathon. Incluso, no se descarta el ingreso de un nuevo accionista, aunque esta vez se optaría por dejar de lado a los fondos y negociar con empresarios argentinos que muestren interés por formar parte de la sociedad de control de Metrogas.

De todos modos, tampoco se descarta un acuerdo de cancelación de la deuda en efectivo, aunque en este caso la oferta incluirá una importante quita y una reprogramación de los vencimientos de dicho pasivo.

Metrogas distribuye gas a residencias y grandes consumidores en la ciudad de Buenos Aires y la zona sur de la provincia de Buenos Aires, abasteciendo a una población de unos siete millones de personas.

Comentá la nota