Un grupo de chicos comenzará una campaña de forestación.

Son jóvenes que no pertenecen a ninguna organización. Simplemente tienen ganas de hacer algo para mejorar la ciudad y se les ocurrió que hacían falta más árboles por eso decidieron comenzar a plantarlos en distintos puntos de la ciudad. Por ahora están armando los brotes y esperan que los vecinos apoyen la iniciativa cuidando los árboles que estarán en sus veredas.
Abraham Palacios, junto con un grupo de amigos, decidió iniciar un trabajo de forestación en la ciudad. "Esta fue una idea que nació de conversaciones con otros chicos, unos 10 ó 15, buscando una forma de arreglar la ciudad".

La iniciativa es comenzar a plantar árboles empezando por los barrios "periféricos" o quizás los que están más olvidados como Intevu, Perón, entre otros. "Nosotros estamos haciendo los brotes, que sacamos de las podas que se hacen en distintos puntos de la ciudad".

"A partir de ya tener los árboles queremos plantar uno en cada cuadra" cuenta Abraham. "Poner todos los que más podamos".

No son expertos ni se dedican al tema pero les gusta y saben en qué época se hacen las podas, el tiempo que les llevará esperar los brotes y cuándo podrán comenzar a plantar. "La poda se hace ahora en julio, agosto, y nosotros vamos a ir a pedirle a la gente que no tire lo que corta, porque nosotros lo vamos a utilizar para armar los brotes" aclara el joven y agrega que "en septiembre, octubre es cuando hay que comenzar a plantar, así que durante este tiempo ponemos las ramas en agua para que ya saque raíces".

Esperar los frutos

Estos chicos saben que no es cuestión sólo de plantar. "Esperamos que el día de mañana, cuando cada vecino tenga un arbolito al frente de su casa, se tome el trabajo, todos los días o cada dos días de agarrar un balde de agua y regarlo. No les cuesta nada".

Al consultarlo sobre el porqué de esta iniciativa, la respuesta es simple y directa. "Porque queremos ver una ciudad más linda" y aunque "a Río Grande le falte de todo un poco" ellos decidieron que los árboles era una buena idea como para comenzar a hacer algo.

Esperando la llegada de la primavera, en unos enormes barriles que Abraham tiene en el patio de su casa, grandes ramas se van preparando para embellecer una ciudad que necesita muchas más manos y de estas novedosas ideas.

Comentá la nota