Gruber negó las acusaciones pero dejó dudas sobre la agresión a Ortigoza

| El intendente de Puerto Esperanza, Alfredo Gruber, rechazó las acusaciones en su contra por la brutal agresión que sufriera el periodista Daniel Ortigoza el pasado viernes frente al Juzgado de Paz de la ciudad. Según Gruber, Ortigoza escupió a su esposa y fue golpeado por eso, pero el alcalde dijo no poder identificar a los agresores.
El alcalde renovador Alfredo Gruber, sospechado de encubrir a los responsables del femicidio de Lieni Piñeyro, habló con TVA Misiones Cuatro para descartar las denuncias en su contra por una brutal agresión contra el periodista Daniel Ortigoza, el viernes en Puerto Esperanza. Gruber relató que al periodista lo golpearon varias personas, por escupir y agredir a su esposa Alicia Correa, pero no fue defendido por la policía porque “había muchas personas”. Por otra parte, negó que le haya extraído la cámara fotográfica a Ortigoza, sino que habría sido éste quien le arrojó el aparato en la cara. Gruber dejó muchas dudas en torno a la agresión en la que está acusado de liderar a una patota de empleados municipales: dijo que no conoce a los agresores, porque no estaba en el lugar cuando ocurrieron los hechos, pero aseguró que actuaron en represalia a una supuesta agresión a su esposa. Esto no condice con lo señalado en un medio radial de Posadas, donde reveló que había él mismo increpado al periodista, y que no denunció que éste lo había golpeado porque “sería una vergüenza que me pegue Dani Ortigoza.”

Según el cuestionado intendente, tío del joven sospechado de estar detrás de las muertes de Lieni Piñeyro y Hernán Céspedes, a Ortigoza lo golpearon porque la gente está cansada de que “se digan tantas barbaridades en su medio.”

Según el relato de Gruber, su esposa Alicia Correa se encontró cerca de las 11,30 hs. del viernes en el Juzgado de Paz de Esperanza, y “en ese ínterin, Dani (Ortigoza) le sacó una foto”, sin la autorización correspondiente. Cuando Correa –según la versión de Gruber- le pidió que no saque fotos, Ortigoza le habría escupido en el rostro. “Cuando está haciendo la denuncia, llama el Juez de Paz diciendo que en el juzgado se armó una pelea. Yo estaba en el barrio San Blas”, comentó el intendente, que aseguró que cuando llegó “encuentro un montón de gente, me acerco a donde estaba Dani y me tira la máquina de sacar fotos o el celular en la cara, en ese momento le pegaron, no sé quién fue el que le pegó. Se armó un lío y cobraron todos, hasta yo cobré. Así que tiene que estar contento Dani (Ortigoza) porque es lo que quieren”, manifestó el alcalde, sobre la agresión que le costó cinco puntos de sutura en la frente al periodista.

Respecto de la acusación de Ortigoza, que lo señala a Gruber y a sus empleados municipales como los agresores, el alcalde comentó que “puede denunciar lo que él quiera, están acostumbrados a denunciar cosas que no pasan. Hace un año que estamos soportando acusaciones de asesinato e inclusive están diciendo que (el diputado Gilberto Gruber y su hijo Fabián) pasaron (un vehículo) mostrando un arma. Cuando ellos no estaban en el pueblo”, indicó.

Dado que hay varios testigos que vieron lo que sucedió, Gruber dijo que “ojalá que tengan testigos, hace un año que habla y no tienen testigos. La verdad es que no mandé a pegar a nadie, es mentira que los empleados municipales son mi patota, esa costumbre política terminó”, explicó Gruber, considerando los golpes de patotas como una “costumbre partidaria” en Esperanza.

El intendente, confiado en la investigación judicial en la que el magistrado Juan Pablo Fernández Rizzi tuvo que inhibirse para no enfrentar un pedido de Jury, destacó que los familiares de Céspedes deberían mostrar el expediente judicial, “para que de una vez se terminen estas acusaciones. Porque lo único que saben hacer es acusaciones para perjudicarnos políticamente, pero no para saber quién le mató a la chica (Lieni Piñeyro) Lo único que le interesa a Ortigoza es que perdamos nuestra credibilidad en el pueblo”, explicó.

Con respecto a la muerte del único procesado por el crimen de Lieni, Hernán Céspedes, Gruber remarcó que “si al chico le hicieron algo en el calabozo que se arregle la policía, no es nuestro problema”, lanzó, sin referirse a las investigaciones que apuntan a dos policías de Esperanza, que habrían visitado a Céspedes en su celda de la Unidad Regional V, poco antes de la muerte del único procesado.

“No tenemos nada en contra de las familias, pero Ortigoza, (el docente) Carlitos Duarte y Celso Acosta, le manijean tanto que no saben en qué camino están”, comentó Gruber en la primer parte de la extensa entrevista, para destacar los supuestos intereses políticos del periodista y los trabajadores. En este sentido, el alcalde resaltó la salida de la causa del abogado Selva Andrade, quien ya no defiende a la familia Piñeyro, que no estaba conforme con su actuación.

En el segundo tramo de la entrevista, Gruber explicó que a Ortigoza le pegaron “porque están cansados, la gente, de que se digan tantas barbaridades en su medio. Escuchen lo que dice de la familia Gruber ¿Usted se piensa que nosotros nos merecemos que nos traten de asesino todo el tiempo? Nosotros que somos trabajadores sociales que hacemos cosas por la gente. Le pegaron porque él le atacó a mi señora. Ella es una trabajadora social”, insistió Gruber, quien como su esposa, carece de formación universitaria y confunde la gestión pública con el trabajo social.

“Venga a ver cómo trabajamos y qué hacen Dani Ortigoza y Carlitos Duarte, un docente al que le pagamos el sueldo para que ande haciendo paro y cortando ruta. Le escupió en la cara, vaya a la policía y averigüe”, insistió Gruber, para quien “todo el pueblo le defiende (a mi esposa), yo no puedo decir quién le pegó porque voy a mentir. Estuve en un barrio a 30 cuadras del centro y llegué a terminar todo el problema. Y cuando le he visto a Dani ya tenía sangre en la cara, lo dice para perjudicarme a mí”, aseveró.

Consultado sobre si iba a realizar una contradenuncia por las supuestas calumnias, Gruber consignó que no va a hacerlas porque “yo no hice nada, mi señora sí, ya hizo la denuncia en contra de Ortigoza y de Jesica Valdez (la hermana de Hernán Céspedes)”

Por otra parte, pese a la inacción policial ante el hecho, Gruber respaldó a los efectivos que están muy cuestionados por su investigación en el femicidio de Lieni. “Había más de 100 personas y 10 policías, son cosas del momento. Si le tienen que cuidar (a todos) Qué van a hacer, en el momento que pasan las cosas, pasan. Yo salgo a favor de la policía, pero están recibiendo (acusaciones) que no tienen que recibir de ese Dani Ortigoza que le trata de asesinos”, argumentó Gruber, dejando en claro que la policía de Esperanza tenía sobrados motivos para no proteger a Ortigoza.

“Qué tienen que ver nuestros policías de Esperanza con la muerte (de Céspedes) en Iguazú. Que paguen los que estaban de guardia ese día (el 27 de Julio del 2012)”, subrayó el alcalde, que ha sido denunciado públicamente por las familias, por incidir en el accionar de la justicia junto a su hermano, el diputado renovador Gilberto “Pato” Gruber.

El alcalde desafió a las familias de Céspedes y Piñeyro a que, “si dicen que (el culpable por el femicidio de Lieni) fue mi sobrino, que presenten las pruebas como tiene que ser. Usted piensa que mi sobrino estaba metido en este caso, ¿él no iba a ir preso? Íbamos a estar presos todos porque así es la cosa… lo que pasa es que no hay nada para justificar que él fue. Lean el expediente”, reiteró Gruber, confiado en la instrucción que realizó el juez Fernández Rizzi, que según fuentes cercanas a la investigación, está viciado de irregularidades.

“No puede ser que tres personas hagan tanto despelote dentro de la provincia. “Ellos defienden a otro partido político y quieren llegar al poder a costa de la muerte de esta chica”, se quejó Gruber en el final de la nota.

Cabe destacar que la versión dada por el intendente a M4 no es la misma que vertió en un medio radial más temprano, en donde dijo que él había increpado a Ortigoza después de la supuesta agresión a su esposa. De hecho dijo que no denunció el supuesto golpe con la cámara de fotos, porque "sería una vergüenza que me pegue Dani Ortigoza."

Desde la muerte de Lieni Piñeyro, el 11 de Julio del 2012, el único periodista de Esperanza que siguió el caso desde la perspectiva y el reclamo de los Piñeyro y Céspedes. El Juez Fernández Rizzi permitió varias irregularidades en la investigación del caso que desde el primer momento apuntó –para muchos, en forma parcial- a Hernán Céspedes, y tuvo que inhibirse porque se iba a pedir un Jury de Enjuiciamiento, dado que mantiene relaciones estrechas con la familia Gruber y el sobrino del alcalde, está sospechado de tener alguna participación en los hechos que se investiga. Recientemente se conoció que el Juez Saldaña de Eldorado, que ahora lleva el caso, ordenó la exumación y nuevas autopsias a los dos cadáveres –de Hernán y de Lieni- porque considera que las pericias que se realizaron en Misiones podrían estar adulteradas para incriminar a Céspedes y así, cerrar el caso.

Coment� la nota