Gritos y golpes en la mesa durante la sesión

(General Acha) - Los concejales harán una denuncia ante la Fiscalía 1 de esta ciudad para que la Justicia investigue las presuntas irregularidades administrativas cometidas por la gestión de María Elena García. La presentación la realizarían la próxima semana, antes de la feria judicial.

Sospechan que el departamento Ejecutivo pudo haber incurrido en un delito al otorgar un subsidio de tres mil pesos al síndico de la Cosega, Mauro Godoy, cuando el dinero llegó para afrontar gastos por déficit y emergencia financiera.

También hay dudas sobre las rendiciones contables del Ente Municipal de Sanidad Ambiental de General Acha (Emsaga), correspondiente al mes de abril de este año. Es que consideraron insuficientes las respuestas dadas por el Ente en cuanto al detalle de las erogaciones realizadas hasta cubrir la suma de 33.779 pesos y la falta de presentación de la finalización de obra exigida por convenio, de fecha 18 de marzo de 2008, por lo que se desaprobó la ejecución del gasto por resolución 66/09.

Gritos y golpes.

Los ediles adoptaron tal determinación durante la última sesión ordinaria desarrollada el miércoles -comenzó a las 18 y se extendió hasta pasadas las 22- que fue presenciada por el asesor legal del cuerpo, Juan Veneri, y el secretario de Gobierno, Javier Bassa.

Luego de que se leyó el dictamen de la comisión especial que investigó los temas que denunciarán ante la Justicia, Bassa interrumpió la sesión para referirse al tema, lo que obligó al presidente del concejo, Marcelo Berot (PJ), a ordenarle que se callara porque no podía hablar.

Como el funcionario insistió, los ediles aprobaron un cuarto intermedio para que éste pudiera expresarse, decisión que provocó la intervención de Bassa quien habló muy fuerte y hasta llegó a golpear la mesa del cuerpo como una forma de exteriorizar la bronca que sentía por la decisión adoptada por los concejales.

Allí fue cuando Bassa, ya casi a los gritos y de manera intimidante, les advirtió a los ediles que tuviesen cuidado con lo que iban a aprobar, porque la comisión especial no investigó nada debido a que en ningún momento convocó al Ejecutivo o al Emsaga para que den sus explicaciones.

Manipulación.

El secretario de Gobierno trató de "manipuladores y mentirosos" a los integrantes de la comisión especial: Claudio Marcelo Berot (PJ), Norma Zulema Ortíz (Unión Vecinal Achense), Alejandro César Odasso (Frepam) -ausente con aviso- y Dolores Gramuglia (Frente para el Cambio). Dijo que inducían al resto de los concejales a recurrir a la Justicia, motivados por intereses ocultos.

"Acá se está ensuciando por ensuciar, es el gobierno más honesto de Acha, así que guarda con lo que van a aprobar", amenazó Bassa, quien después de mantener un fuerte cruce verbal con el presidente del cuerpo, se retiró del recinto.

Orden.

Al momento de la fundamentación José Luis Procetti argumentó que se abstendría de votar el proyecto de resolución porque conocía la enfermedad que Godoy sufrió al momento que gestionó el subsidio, trámite que también sabía que iba a realizar ante Provincia. Por su parte, Nelly Mena (PJ), dijo que votaría por la negativa porque el proyecto tendría que volver a comisión para ser analizado con mayor profundidad. Lo propio sugirió José Luis Garro (Frente para el Cambio), quien también mantuvo una discusión con el presidente del cuerpo, que desencadenó en un llamado de atención que finalmente no prosperó porque solamente cosechó el voto positivo de Berot.

De esta manera, el proyecto de resolución que consiste en aprobar el dictamen presentado por la comisión especial investigadora fue aprobado por mayoría, debido a que contó con los votos positivos de Marcelo Berot, Dolores Gramuglia, Mónica Obholz y Norma Ortíz. Los ediles José Garro y Nelly Mena optaron por la negativa, mientras que Procetti se abstuvo.

Comentá la nota