Grito sagrado.

Delpo luchó con uñas y dientes y levantó un duelo durísimo ante Gilles Müller. Ganó por 6-7 (5-7), 7-5, 6-3 y 7-5. Ahora, vs. Cilic.
Juan Martín del Potro demostró que pudo superar una nueva prueba de fuego. En un partido difícil, con un rival como el luxemburgués Gilles Müller que corta permanentemente el ritmo con su saque y juega winners en exceso y toma mucho riesgo, el tandilense salió airoso y consiguió eliminar a un mentiroso N° 87 del mundo. Delpo cristalizó su triunfo en tres horas y 25 minutos por 6-7 (5-7), 7-5, 6-3 y 7-5, para desahogarse mediante un fuerte grito, después de lo que fue un duelo excesivamente cerrado. "Estoy agotado físicamente, pero muy bien de la cabeza", dijo Del Potro, quien se medirá con el croata Marin Cilic (20°), joven jugador de saque y golpes potentes. El partido entre las dos jóvenes promesas, ya a esta altura convertidas en realidad, se disputará el domingo en la madrugada de nuestro país.

En su encuentro frente a Gilles Müller, Juan Martín dejó pasar muchas oportunidades en el primer set: contó con múltiples chances para romper el servicio del luxemburgués (en total concretó 4 de 24), en el tie-break estuvo quiebre arriba y sus saques los ganó de manera más cómoda. En tanto que Müller jugó con frialdad los puntos clave, exhibió soltura y contundencia a la hora de volear y con su servicio cortó el ritmo impidiendo que los games sean más disputados. Esto provocó el fastidio en el argentino, ya que no pudo llevar a cabo la estrategia que más le conviene ni tampoco tomar el control de los puntos. "Nunca pude hacer algo con su saque. Finalmente se lo quebré en 5-5, y luego pude sacar para el partido", dijo el de Tandil. De todos modos, esa bronca que expresó Del Potro la pudo canalizar en ejecuciones eficaces y buenas devoluciones para sacarse de encima al peligroso zurdo europeo.

El tandilense mantuvo regularidad con su primer servicio y ganó el 83% de los puntos jugados con este arma. El europeo arriesgó mucho y consiguió nueve winners más que Del Potro, además de los 22 aces que conectó. En los errores no forzados quedaron demostradas las características de cada jugador: 25 de Delpo contra 62 de Müller.

En la siguiente instancia, a Juan Martín le tocará Marin Cilic, apenas cinco días más joven y con una evolución interesante el último año. El tandilense y el croata son dos de los jugadores invictos en este 2009, junto con Andy Murray. Los tres ganaron los torneos que jugaron y siguen con vida en Melbourne. "Es un jugador muy bueno. Ganó en Chennai, y su juego ha mejorado bastante. Tengo que pensar en mi juego y y hacer mis cosas bien", comentó JM.

Con mucha capacidad de autocrítica, Delpo analizó también cuáles son los puntos a mejorar: "Yo cometo errores fáciles y eso me lleva tiempo. Cuando jugás con los cuatro fantásticos (Rafa, Roger, Djokovic y Murray) no podés regalarles nada, ya que ellos no lo hacen. Quizá hoy la diferencia aún está en eso. Están un escalón más arriba. Pero ojalá un día achiquemos esa diferencia. Yo debo seguir haciendo lo correcto y no apresurarme. Ya llegará mi hora si sigo trabajando duro", expresó el N° 6 del ranking.

Comentá la nota